Un nuevo anfitrión

Confirmado el estadio para disputar la final de la UEFA Champions League 2017/2018

La UEFA Champions League tendrá un debutante en lo que se refiere a finales internacionales. El «Natsional’nyy sportyvnyi kompleks Olimpiys’kyy» o mejor en español, el Complejo Olímpico Nacional de Deportes de Kiev fue el estadio elegido para albergar una nueva final de la mayor competencia a nivel clubes del mundo.

Antes de ser conocido como el Olímpico de Kiev se llamó «Estadio Rojo». La idea de su construcción surgió alrededor de 1914, pero se abandono debido a la presencia de la Primera Guerra Mundial y el acecho de la Revolución Rusa que llegaría solo 3 años mas tarde. Termino siendo inaugurado un 12 de agosto de 1923 y llamado de tal manera en honor a Leon Trotski, líder del conocido Ejército Rojo, para las olimpiadas de la región de Kiev. Fue el epicentro de la actividad deportiva de la capital ucraniana, basándose primordialmente en competiciones de atletismo.

Ya en 1934, Ucrania paso a ser llamada República Socialista Soviética de Ucrania y el estadio iba a ser sometido a remodelaciones debido a que Kiev paso a ser la capital oficial del país. Reinaugurado en 1941, cambio su nombre a «Estadio Republicano nombrado en honor a Nikita Jrushchov» ,nombre oficial que perduró hasta 1964 y en honor a Nikita Jrushchov, el primer Secretario del Partido Comunista de la URSS, aunque era más conocido simplemente como Estadio Republicano. El nuevo estadio contaba con hoteles, gimnasios, modernos sistemas de iluminación e instalaciones para la práctica de otros deportes.

En 1962, el estadio volvió a ser renombrado y paso a llamarse «Estadio Central» y en 1966 iba a sufrir una nueva remodelación debido a los 50 años de la revolución soviética de 1917. La nueva obra consistía en una ampliación para lograr que el estadio pueda albergar a 100.000 personas con la instalación de una nueva bandeja y la instalación de cabinas para periodistas. Sin embargo, los cambios no iban a terminar ahí ya que Moscu había sido elegida para albergar los Juegos Olímpicos de 1980 así que además de los detalles olímpicos se le agregaron sistemas de drenajes y mejores focos de iluminación.

Luego de la caída de la unión soviética y la independencia de Ucrania, el estadio adquirió el estatus de estadio nacional. Debido a las regulaciones de la UEFA, era obligatorio tener a todos los espectadores sentados en la cancha, por lo que se instalaron asientos de plástico lo que redujo la capacidad a 83.000 personas. La última remodelación, que en realidad fue una reconstrucción, que se le hizo al olímpico de Kiev fue para la Eurocopa 2012, de la cual era anfitrión junto a Polonia. La reconstrucción del estadio implicó la demolición y reconstrucción del anillo inferior, una nueva tribuna al oeste con un espacio de dos niveles para la prensa, palcos de lujo entre los dos niveles, la adición de un edificio de 13 plantas de alto en la zona oeste (para albergar el Hotel Sheraton Kyiv Olimpiysky) y la construcción de un nuevo techo que cubre toda la zona de gradas. La capacidad del estadio después de la reconstrucción pasó a ser de 70 050 espectadores sentados. La reconstrucción comenzó el 1 de diciembre de 2008 y fue inaugurado oficialmente el 8 de octubre de 2011.

Será la primera vez que Ucrania albergue una final de Champions League, y será la segunda final de una competencia UEFA jugada en el mismo estadio (Final Euro 2012). El 3 de junio del año próximo se jugara en este magnifico estadio una nueva final de este maravilloso torneo.

Lautaro Escobedo.