Clubes de Barrio, un espacio de contención y desarrollo

Clubes de Barrio
Clubes de Barrio

Estas asociaciones civiles se encuentran en todos y cada uno de los barrios, Pirámide Invertida se se metió en la intimidad del Club Sáenz Peña y del Club Social y Deportivo Pacifico.

El Club Sáenz Peña se encuentra ubicado en el partido de Tres de Febrero, fue fundado un 28 de mayo de 1934, como buena institución barrial nació como un espacio donde las personas podían encontrarse y hacer deporte o simplemente sociabilizar con sus pares. A pesar de los años el club sigue manteniendo esos valores de compañerismo con los que fue instaurado.

Gonzalo García pasó la mayor parte de su corta vida en el club, primero como socio, luego como secretario general y ahora como presidente. Por eso el compromiso que tiene con el establecimiento y con sus socios es notorio, como el afecto que le tiene al club que lo vio crecer.

Además, cuenta la importancia que tienen los clubes de barrio. Poco a poco el club fue tomando su forma actual. Se puede ver en una de las paredes de sus canchas el nombre de Juan Antonio Misisco uno de los grandes referentes de la institución, ya que en los años noventa fue un gran gestor de la construcción del techo de la cancha principal entre otras reformas que se hicieron en esa época. “En 1970 era descubierta y lo fue hasta la gestión de Juan Antonio Misisco. En los años 1994 y 1995 se pudo hacer la reforma que se estaba planificando. Lo recordamos con mucho cariño porque fue la última etapa de gran esplendor que tuvo el club y por eso quedó su nombre grabado en la pared para recordarlo”, explicó.

La crisis que enfrento el país en el 2001 influyó de manera directa a los clubes barriales, en especial a éste que trataba de emerger. El entrevistado comenta lo que ocurrió aquellos años: “Vivimos una dictadura feroz, la dictadura del 1976, que vino a modificar el esquema económico y el cultural. La consecuencia lógica es que esto hizo que los clubes empiecen a sufrir la falta de participación entre los socios. Recuerdo que de adolescente iba al club con mis amigos y nos encontrábamos con un número bajo de socios o no había actividades, era ver al club en penumbras”.

Luego de la muerte de Juan y la crisis que tuvo que atravesar la institución, un socio del club se hizo cargo del mismo y lo sacó adelante para que este siga vigente. “La participación de los socios era fundamental. En especial la de Gladis Porto que se hizo cargo del club por ocho años. Gracias a ella el club siguió en pie” remarcó.

La impronta que tiene el club es correr el eje de los deportes tradicionales, trabajar en la educación integral deportiva y vencer barreras culturales donde los padres eligen por los hijos.

Presentamos un proyecto el año pasado que escuela deportiva que todavía nos está costando implementar. Lo que buscamos con esto es que ellos puedan elegir realmente qué deporte desean practicar ofreciéndoles quince actividades distintas y principalmente darle un sentido de equipo. Es muy difícil pero estamos convencidos qué es lo que los chicos necesitan para aprender
realmente
” destacó.

El Club Social y Deportivo Pacifico fue fundado el 27 de septiembre del 1930 en un predio del ferrocarril de Villa del parque que en ese tiempo era la estación de cargas y descargas del tren, donde hoy se encuentra el shopping de Villa del Parque. Alrededor de esa estación había potreros en los que jugaban personas que no representaban a ningún club, por ende no se podían afiliar a la liga de futbol. Por eso se creó el club ‘Defensores del Pacifico’, llamado de esa manera por el FFCC Pacifico, para poder jugar en la liga. En 1970 el club se muda a Santo Tomé 3852 donde se encuentra actualmente ubicado en Villa del Parque, C.A.B.A.

Como todas estas instituciones barriales tuvieron muchas modificaciones a lo largo del tiempo. Se puede decir que el club tiene prestigio en esa zona del barrio no solo por su impecable infraestructura sino también que es reconocido por ser un club muy familiar porque en el pasaron generación en generación de distintas familias, incluyendo la del presidente actual Domingo José Pugliese.

En 1976 hubo una comisión directiva ‘histórica’ encabezada por el presidente de esa época José Franco, llamada así por todo lo que había logrado en sus años de gestión, que el actual presidente recuerda muy feliz “Las personas integraban esa comisión por muchos años y tenían muchas metas las cuales alcanzaron de a poco. Además, se hacían muchos eventos para recaudar fondos y así lograron que el club tenga una etapa de esplendor notable” agregó.

Poco a poco el presidente buscó la inserción de la juventud, para que el día que les toque asumir esten preparados para estar en esa posición, quizo que sean capaces de desarrollar sus roles y que sepan el tiempo que hay que dedicarles a estas instituciones. “Se debe incorporar a la juventud, son ellos quienes tienen la chispa, la voluntad, la fuerza. Nosotros estamos abriéndoles el camino a ellos para que vayan aprendiendo para hacerlo bien y que el club siga creciendo” completó emocionado.

Por ejemplo, el sobrino del presidente, Gonzalo Pugliese quien se formó de chico en el club. Es el encargado de toda el área de futbol, hace tres años, presidente de la subcomisión de futbol que compite en futsal, baby futbol y futsal femenino. “Me crié acá, hice todas las categorías del baby y por las vueltas de la vida, volví a tratar de resurgir al club. Como jugador acá aprendí todo, hice amigos, aprendí lo que es ganar, lo que es perder. Para mi esto es más que una escuela aprendes todo y un poco más. Estos clubes son muy importantes para los chicos en todos estos aspectos, cuando sos más grande es un punto de encuentro que queres mantener vigente”, contó.

Uno de los objetivos principales del club es que los chicos practiquen el deporte y no exigirles hacer un deporte determinado “Hay padres que quieren que los chicos jueguen al fútbol nada más y que sean profesionales en ese deporte. A los chicos hay que dejarlos que elijan, no que hagan lo que quieran. Pero sí dejarlos elegir practicar el deporte que realmente desean realizar” remarcó.

A pesar de que se encuentran en barrios muy distintos y las diferencias de infraestructura que poseen tienen mucho en común. Para empezar se puede encontrar a ambos presidentes con un vinculo muy intenso, con mucho compromiso con el establecimiento en el que ellos crecieron. Por ende, los clubes son un mero reflejo de su trabajo y dedicación. Ambos clubes cuentan con el apoyo de todos los vecinos ya sea para reunir fondos para alguna modificación, reparación o construcción. Ambos son puntos de encuentro para las personas del barrio. También, buscan
educar a través de los deportes, brindarles valores, sentido de pertenencia, que disfruten estar en
el establecimiento y fundamentalmente que sea una experiencia increíble.

Una producción especial de: Yanina Diaz – Micaela Perez – Daniela Gamarra