“No me atacaron por mi condición de mujer sino por ser árbitro”

La integración de la mujer en el fútbol sigue siendo traumática; Victoria Ley, jueza asistente en un partido de una liga chubutense, fue agredida y contó la difícil experiencia

Foto extraída del Diario Jornada

Que la integración de la mujer en el fútbol ha dejado de ser una utopía está más que claro. Y no solo por el hecho de que hay un gran crecimiento del fútbol femenino a lo largo y ancho del país, sino también porque en la actualidad ellas pueden ocupar otro lugar, ya sea en la parte institucional de algún club/federación o, por ejemplo, formar parte de las ternas arbitrales de la Superliga Argentina, como es el caso de Gisela Trucco, que fue  designada asistente 2 en el cotejo Defensa y Justicia vs. Olimpo, de Bahía Blanca, por la séptima fecha.

Pero a pesar de que la mujer ya tiene su lugar en el deporte más popular del país, hay quienes todavía la subestiman, o le faltan el respeto. Un claro ejemplo de esto es lo que sucedió hace no mucho en La Liga del Valle, de Chubut, donde en un encuentro de la categoría novena, en el medio de una gresca, un jugador agredió por la espalda a Victoria Ley, quien era una de las asistentes del encuentro. La joven de 19 años conversó con Pirámide Invertida y dijo: “No enmarco este episodio como violencia de género. No me atacaron a mí por mi condición de mujer. Me atacaron por ser árbitro. Pero tengo en claro que tenía menos posibilidad de defensa que mis dos compañeros varones (Víctor Manosalva, juez principal, y Nicolás Molina, asistente 1)”.

Tras el penoso hecho que le tocó vivir se dudó sobre su continuidad en el arbitraje. Sobre ese tema, comentó: “Cuando salí de la cancha, dudaba. No sabía si quería seguir el arbitraje o quería dejarlo. Estas cosas asustan mucho. Llegás a pensar que no es la última vez que te puede pasar. Me planteé dejar de dirigir. Pero voy a seguir, voy a seguir dándole para adelante. Es una situación triste y me enoja. Pero voy a seguir. Esto es lo que me gusta”.

Cabe mencionar que no solo Victoria fue agredida en la ya mencionada gresca, sino que Víctor Manosalva también sufrió violencia. Y es por eso que la joven pidió que haya sanciones para los agresores: “Quiero que haya una sanción ejemplar para que esto que me pasó a mí no le pasa a nadie más. Ojalá se castigue como corresponda para que los jugadores entren en razón”, reclamó. Lo tomó en cuenta José Díaz, presidente de Alianza Fontana Oeste (Puerto Madryn), club al que pertenecen los agresores. Díaz también hablo con Pirámide: “Por las facultades que me da el estatuto del club, resolvimos expulsar al agresor de Victoria Ley. Y también así a los tres agresores de Manosalva fueron expulsados. Ni ellos ni el otro futbolista podrán representar al club ni entrenarse. Nos solidarizamos con la terna arbitral y actuamos en consecuencia”, afirmó.

Victoria se tomó el tiempo para agradecer a los que la apoyaron en tan difícil situación: “Recibí apoyo de la Liga del Valle y de la asociación de árbitros. Hubo muchos mensajes de respaldo a mi persona, y los agradezco”.

Elías Cardozo Bernal e Ignacio A. Jara