¿Qué equipo podrá frenar a Golden State en la NBA?

Luego de una temporada 2016-2017 donde los Golden State Warriors arrasaron de punta a punta, el gran desafío de las demás franquicias en este nuevo torneo de la NBA será destronar a los dirigidos por Steve Kerr. Todo parece indicar que el conjunto de Oakland llegará hasta lo más alto nuevamente, ya que mantuvo a sus mejores jugadores y cada vez se entienden mejor. Pero, ¿quién será capaz de parar a este monstruo y de romper con los pronósticos?

Varios equipos se han reforzado para dar que hablar sobre el parqué. Uno de ellos es Oklahoma City Thunder. De la mano de Russell Westbrook, el MVP de la temporada 16/17, la franquicia del suroeste buscará su primer título en la historia. Por lo pronto, material tiene y de sobra. Es que con las incorporaciones de Paul George y Carmelo Anthony, el plantel dejó de ser dependiente de un solo jugador para pasar a ser un equipo plagado de superestrellas. El desafío ahora lo posee Billy Donovan, el entrenador del equipo, que tendrá todo menos excusas para llegar lejos en el campeonato. Por lo pronto, en el inicio de la NBA, han ganado dos partidos y perdieron la misma cantidad.

Otro de los favoritos a llevarse el anillo esta temporada es Cleveland Cavaliers. Aunque la ida de Kyrie Irving supone un golpe de timón en el esquema del equipo, parece no ser un gran problema para los finalistas de los play-off. Mientras esperan por la recuperación de Isahia Thomas, la franquicia disfruta de un LeBron James dominante en todas las facetas del juego y encuentra soluciones con los nuevos roles de Love y Thompson.  Lo único por mejorar es el encontrar un lugar en el equipo al recién llegado Dwyane Wade, que ha pedido ser suplente luego de promediar 5.7 puntos en los primeros tres partidos y será sustituido por Smith. El escolta de 35 años mantiene preocupado a la franquicia de Ohio y más al declarar: “Estoy intentando encontrar mi sitio. Es todo muy diferente en comparación de otros lugares en los que he jugado. Estoy tratando de encontrar mi camino y ver cómo puedo ayudar a este equipo de la mejor forma posible”.

Detrás de ellos se encuentran los Rockets, los Spurs y los Celtics. Los primeros deberán centrarse en el dúo Harden-Paul, dos nombres que prometen hacerse valer y que ya están haciendo estragos a las defensas rivales generando un 4-1 en la temporada hasta el momento. San Antonio, de la mano de Gregg Popovich y de un Emanuel Ginóbili mucho más participativo de lo que se pensaba, deberá aguantar hasta que Kahwi Leonard se recupere y apostar al juego en conjunto que tanto los caracteriza (por lo pronto han ganado los cuatro partidos que jugaron). La gran noticia para la franquicia del Oeste es que “Manu” está promediando más minutos que en su temporada de novato (21.6) y su entrenador no ha dudado en llenarlo de elogios: «Se sabe lo especial que es alguien que juega con tanto corazón y por tantos años. Los fanáticos lo aman, y no importa en qué estadio juguemos. La gente aprecia la forma en la que juega y la forma en la que lucha”. Y por último, entre los que pueden llamarse favoritos, se encuentra Boston. Los Celtics deberán redoblar esfuerzos luego de la impresionante fractura de tobillo de Hayward en el primer partido de la temporada, y más que nunca Irving y Al Horford tendrán que tomar las riendas de su equipo. Por ahora, han ganado tres partidos y perdieron dos.

Hasta ahí se nombraron a las franquicias con una dosis de favoritismo mayor para llevarse el anillo ésta temporada.  ¿Quiénes pueden generar sorpresas? Los Milwaukee Bucks, sin dudas, pueden estar en el pelotón. De la mano del rookie del año en la temporada pasada, Malcom Brogdon, y del aspirante a MVP de la temporada, Giannis Antetokuompo, buscarán entrar en los play-off y cumplir un papel competitivo. Por ahora han demostrado un buen nivel de juego pero un poco irregular, algo normal por la edad de sus basquetbolistas clave. Otros que tienen su oportunidad de demostrar algo diferente son los Wolves. La franquicia ha incorporado a James Butler, y junto a las jóvenes promesas Wiggins y Towns buscarán meter a su equipo entre los mejores ocho de su conferencia después de más de diez años. Aún no han encontrado su mejor versión, algo lógico ya que también cambiaron de base (Rubio por Teague), y deberán imponer un estilo.

La NBA ya comenzó y sigue demostrando ser uno de los mejores shows deportivos del mundo. Sólo quedará ver qué ocurre y si alguna franquicia podrá romper con la supremacía de los Warriors. Por lo pronto varios conjuntos han mostrado cosas interesantes y sólo les quedará lo más difícil, mantenerse.

Pablo Pastor, 2° B, turno mañana.