Sofía Castillo: “Sin dudas mi referente es Lucha Aymar”

En la lluviosa tarde del miércoles Pirámide Invertida tuvo el placer de dialogar con Sofía Castillo, actual líbero de la división “Libres”, -aquella categoría  que comprende a jugadoras intermedias de entre la Primera y la Quinta División- del club Comunicaciones y estudiante del profesorado de educación física.  La deportista de 19 años, amante de la lectura en su tiempo libre y de La Franela, comenzó a practicar hockey hace ya una década teniendo altibajos en su desempeño debido a una lesión en su rodilla.

-¿Cuánto tiempo le dedicás al entrenamiento y cómo es?

– Desafortunadamente no puedo dedicarle el tiempo que me gustaría, pero le dedico cuatro horas semanales divididas en dos días. Un día realizamos entrenamiento físico durante dos horas. Mientras que, el siguiente realizamos ejercicios dentro de la cancha.

-¿Cómo es ser jugadora de hockey amateur en el mundo actual?

– Es muy complicado porque existe una marcada diferencia entre los clubes. Están aquellos que tienen la posibilidad de participar en el Torneo Metropolitano o en uno que se orienta más hacia la parte recreativa del deporte. Sin embargo, en la actualidad están surgiendo muchos espacios para desarrollar esta actividad, así que no tengo dudas que el hockey va a seguir creciendo.

-¿Cómo haces para afrontar los gastos que el deporte implica?

-Con plata mía que tengo de algunos trabajos, pero principalmente son mis padres quienes me permiten practicar el deporte.

Al momento de ser consultada sobre su desempeño en la cancha, la jugadora declaró:  “Haber tenido la capitanía de mi equipo durante varios partidos me permitió tener una visión más amplia del juego. Como así también liderar al equipo en jugadas más complejas e ir conociendo en profundidad a mis compañeras”.

-¿Qué tan importante es la dieta en una jugadora amateur? ¿Seguís alguna dieta en especial?

– Es fundamental. Si bien nunca tuve una dieta establecida por mis entrenadores, durante 2015 me entrenaba doble turno con dos categorías distintas e inevitablemente mi cuerpo me pedía cuidarme. La alimentación siempre es un complemento para la actividad física, es importante tenerla en cuenta, en especial los días previos a jugar.

-Tuviste una lesión importante a principios de 2016. ¿Cuánto tiempo demandó la recuperación? ¿Cómo fue volver a la cancha?

-Por desgracia me lesioné el ligamento cruzado anterior de la rodilla y me hizo pasar por el quirófano. Fueron nueve meses de kinesiología y de mucho cuidado. Sin embargo, cuando me dieron el alta volví con muchas ganas, fue una sensación que nunca voy a olvidar.

-¿Qué sacrificios tiene dedicarse a este deporte?

– Si te gusta, jamás es sacrificio. Es cierto que si tenés partido un sábado y tus amigos quieren salir un viernes no lo vas a hacer, pero no creo que se vea como algo sacrificado. El hockey es una pasión.

-¿Qué te aportó el hockey en tu vida?

-Muchas cosas. En cuanto a lo físico, me dio mucha fuerza, coordinación y resistencia. Además me dio muchas amigas y me ayuda en la carrera que estudio, ya que sin darme cuenta puedo aplicar ejercicios de hockey en otros deportes.

-¿Cuáles son tus objetivos?

Principalmente volver a tener esa fuerza que había logrado e ir creciendo día a día. 

-¿Quién es tu referente en el deporte?

-Sin lugar a dudas, Luciana “Lucha” Aymar.

 

Tadeo Pittari 2°B T.M.