“La violencia de género se basa en las desigualdades de poder”

Gisela Grunin, de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), expone las causas profundas de una problemática de la que la sociedad toma cada vez más nota

La violencia de género es una problemática de la que la sociedad viene tomando conciencia de manera acelerada en los últimos tiempos. Sin embargo, en muchas ocasiones, los casos de violencia de género no suelen ser denunciados por temor de la víctima a recibir amenazas, debido a que convive con algún violento o incluso siente vergüenza por la situación.

Según una estadística del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, publicada en los primeros cinco meses de 2017, la Fiscalía de la Ciudad registró una nueva cifra récord de 8982 víctimas de violencia promediando el 54 por ciento del total de personas asistidas en todo 2016, cuando se registraron 16683 casos.

Pirámide Invertida dialogó con Gisela Grunin, jefa de Comunicación y Prensa de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), que hizo hincapié en los motivos de la violencia de género y la existencia de una ley que protege a las mujeres de los ataques, y explicó cómo se desarrolla la problemática.

-¿En qué momento se arma la violencia de género?

-La violencia de género se basa en las desigualdades de poder que existen entre hombres y mujeres y también con otras identidades disidentes. Desde el momento en que las mujeres son menos valoradas que los varones y discriminadas por el hecho de ser mujeres podemos identificar el origen de todas las violencias. Éstas pueden llegar a grados de agresión fatales, como en el femicidio, pero también comprenden otras formas de violencia como la simbólica, económica, psicológica, laboral, institucional, etc. La persistencia de pautas sociales que avalan las relaciones sociales jerarquizadas entre varones y mujeres hacen posibles las diversas formas de violencia y discriminación hacia ellas. Estas pautas culturales, tradiciones y costumbres están muy arraigadas en la sociedad y son mecanismos que transmiten sutilmente el sistema de valores que subordina a las mujeres. El sometimiento y las actitudes violentas hacia las mujeres son naturalizadas al punto que tanto las mujeres como toda la sociedad las consideran “normales” y no como lo que son: un delito y una violación a los derechos humanos de las mujeres.

¿Cómo se llega al maltrato?

-Los motivos son el sistema de opresión que discrimina a las personas por su género y valoriza a los varones por arriba de las demás personas. Así, algunos varones se consideran con derecho a disponer del tiempo, el cuerpo y las vidas de las mujeres como si les pertenecieran. Y si hay alguna respuesta de rechazo a este sometimiento, por lo general la forma de los violentos de lograr lo que considera que le corresponde por ser varón es a través de la violencia.

-¿En que ámbitos se da con mayor frecuencia la violencia de género?

-La violencia de género contra las mujeres: se da en todos los ámbitos, en la vía pública, en el trabajo, en los servicios de salud etc. Pero ciertamente está comprobado que el lugar más peligroso para las mujeres es el propio hogar, donde la violencia puede perpetuarse durante mucho tiempo y en muchas ocasiones tener resultados fatales a manos de sus propias parejas.

-¿Existen leyes que prohíban la violencia de género?

-Sí, tenemos muchas normativas de nivel internacional, nacional, provincial y local que prohíbe y sanciona la violencia de género contra las mujeres. La Ley 26.485. Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus acciones, sancionada en 2009, define por violencia contra las mujeres “toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal. Quedan comprendidas a las perpetradas por el Estado o por sus agentes.” Además, la norma define los distintos tipos de violencia y las modalidades en que pueden manifestar en los diferentes ámbitos. Además la ley establece que el Estado, en sus tres poderes y en todos los niveles, tanto nacional como provincial y local, es encargado de adoptar las medidas necesarias para la protección y vigencia de los derechos que define.

-¿Creés que algún día se acabará la violencia de género?

-Ojalá que sí, pero estoy segura de que no va a ocurrir ahora. Para eso es necesario luchar por transformar todo lo que hace posible que exista esa violencia.

Cristian Mattivi

 

Acerca de Cristian Mattivi 27 Articles
Estudiante de Periodismo Deportivo en el Círculo de Periodistas Deportivos Argentinos.