Chile sigue siendo el destino ideal para los turistas argentinos

El próximo verano en la nación vecina promete gran afluencia de turistas de nuestro país y de todas partes de Latinoamérica

La frontera entre Chile y Argentina en los últimos años fue un lugar muy concurrido

Las tierras chilenas ya son conocidas por sus hermosos paisajes, sus playas y ciudades pintorescas que combinan modernidad y riqueza; pero su impacto más relevante en los últimos años son sus bajos precios, ya sea en el electrodomésticos, ropa y smartphones. Desde hace ya tiempo, los argentinos lo aprovechan, ya que en nuestro país todo cuesta casi el doble y se hace difícil comprar estas mismas cosas, más precisamente en su capital Santiago y alrededores, cuyos comercios ofrecen precios muy económicos.

Para este verano, los chilenos esperan que más de 2.000.000 de argentinos visiten su país, lo cual significaría un aumento del 16,8% en comparación con el año pasado, y representaría el 58% de los viajeros de todo el mundo. En total reciben 3.463.557 de turistas por temporada.

Operadores y autoridades de Chile calculan para este verano un ingreso de 22.500 argentinos por día y 938 por hora. “Viajé con una pareja amiga el verano pasado y me sorprendieron los precios, ya sea para compras y para vacacionar”, dijo Pablo Bianco, un turista argentino que estuvo la temporada pasada en Santiago, con el objetivo, además de pasar unas buenas vacaciones, de comprar, ya que en comparación con los precios en Argentina, los electrodomésticos y la vestimenta se encuentran un 70% más baratos en esa ciudad.

“Les compré a mis hijas un televisor led de 32 pulgadas a 2500$ en moneda argentina», contó. En nuestro país este tipo de televisor cuesta entre 5000 y 6000 pesos. Mucha diferencia en los precios, lo que lleva a muchos argentinos a visitar este país vía terrestre cruzando la Cordillera de Los Andes para dedicarse a las compras.

Además de ser muy económico para comprar, también lo es para vivir y descansar unos días en familia. “Una habitación para 5 personas 4 días nos costó 530 dólares, y era un hotel 4 estrellas”, contó Pablo, sorprendido con estos valores y muy contento de haber pasado sus vacaciones en Santiago. Ya está muy claro la diferencias que hay de un país al otro y por ese motivo los argentinos eligen a al país vecino como un buen destino para vacacionar.

Al exitoso verano que esperan en Chile por la cantidad de turistas que estiman que llegarán se suma la visita del Papa Francisco, que estará entre el 15 y el 18 de enero en tres ciudades chilenas (Iquique, Santiago y Temuco), lo que será una mayor proyección con la expectativa de que se sumen 500.000 peregrinos en “modo turismo papal”. Los pasajes aéreos se agotaron en noviembre en Santiago, pero a las otras ciudades les costará un poco más de tiempo promocionar y convencer con sus precios a los seguidores de Jorge Bergoglio.

Muchos operadores turísticos o comercios tuvieron que ampliar su venta y comodidades para los turistas, o mejorar sus servicios para brindarles lo mejor posible sus productos.

Lucas Coyette y Dario Hilzerman