Sigue anotando incógnitas

A la conflictiva situación de San Lorenzo de Alem se le sumó la temprana renuncia de Cristian Domizzi, el DT que había llegado para auxiliar al equipo catamarqueño

Hugo Corbalán renunció a su nuevo cargo en Unión Aconquija luego de 6 fechas sin lograr la victoria.

Previo al inicio del torneo, el conjunto Ocotero puso en duda su participación por deudas económicas y la gran acumulación de bajas en el plantel. A esto se le sumaba la carencia de un presidente, ya que la Dra. María Sylvia Giménez había anunciado que no continuaría al mando de la institución. El próximo golpe fue el alejamiento del entrenador Hugo Corbalán, quien permaneció durante 4 años en el club. Mientras todo se desmoronaba, Cristian El Pájaro Domizzi decidió tomar el timón del Cuervo catamarqueño, sin embargo la inquietud volverá a rondar por los pasillos de Alem: con 7 fechas disputadas y sin lograr resultados favorables, el DT dejó el puesto vacante tras la caída ante Unión Aconquija.

La Comisión Directiva de San Lorenzo de Alem sabía que no sería fácil afrontar el Federal A con un elenco que se desarmaba poco a poco. A pesar de esto, el nuevo presidente del club, Eduardo Niederle, resolvió la participación en el torneo. Con los días contados, el Pájaro Domizzi tomó la posta y comenzó la pretemporada con el puñado de jugadores que permaneció del período anterior (Julián Espeche, Leonel Carrión y Leonardo Rojas) y con la llegada de 12 refuerzos (Augusto Ávila, Martin Boronaro, Gastón Gamboa, Fernando Vijande, Martín Pucheta, Ricardo Pacheco, Nahuel Figueredo, Alexander Corro, Matías Solohaga, Federico Bonasseis, Jorge Elías y Juan Tissera). Lo cierto es que durante todo este tiempo, el entrenador no cumplió con sus propias expectativas, motivo por el cual sentenció su paso por el Ocotero.

Tan sólo dos semanas tuvo Domizzi para preparar a su equipo antes del inicio del torneo, quizás esta fue la causa de todas las variantes que hizo en las 7 fechas dirigidas, armando y desarmando líneas, alterando posiciones e incluso incorporando jugadores con poco minutos. Más allá de los cambios, el entrenador no encontró la forma de trasladar su idea al plantel y así, los resultados marcaron fecha a fecha la fragilidad del elenco ante los rivales de la Zona 2.

A pesar de contar con el aliento de los jugadores para su continuidad, El Pájaro volará lejos dejando al equipo sexto en la tabla con 8 puntos, resultado de 2 victorias, 2 empates y 3 derrotas.

Mientras el plantel piensa en el próximo encuentro ante Desamparados de San Juan, el club no sólo tendrá el arduo trabajo de localizar al técnico capaz de hacer funcionar de la mejor manera al equipo, también deberá resolver todas las cuestiones que dificultan el presente del Ocotero.

 

Camila Suárez