Rechazaron la nulidad del juicio contra Boudou en el caso Ciccone

Amado Boudou, en la segunda audiencia, sostuvo que declarará más adelante

El ex ministro de Economía, Amado Boudou, está acusado por haber cometido delitos de corrupción para adueñarse de la imprenta privada del país, con capacidad para imprimir billetes. El caso está siendo tratado en un juicio oral y público. En la mañana del martes, Boudou recibió el primer revés en el juicio por el caso Ciccone en los tribunales de comodoro Py.

El tribunal Oral Federal Nº4, integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel, María Gabriela López Iñiguez,  rechazaron el pedido de nulidad de la defensa de Boudou y  también rechazaron el pedido de Rafael Resnick Brenner, otro de los investigados en el juicio, para que declaren como testigos la ex presidenta Cristina Kirchner, el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno y el Senador Juan Manuel Abal Medina. Sin embargo, decidieron debatir en el juicio si la ex esposa de Alejandro Paul Vandenbroele, Laura Muñoz, podría declarar como testigo en el juicio.

Ese mediodía, Nicolás Ciccone, uno de los ex dueños de la empresa, mencionó que el ex vicepresidente estuvo presente en dos reuniones donde se discutió el traspaso accionario de la imprenta a un supuesto fondo holandés. No obstante, Amado Boudou, negó uno de esos encuentros y que el otro fue un cruce casual.

Ciccone declaró: «Jamás le ofrecí nada, ni acciones ni dinero ni sociedad ni nada». Y completó: «No le hice ninguna promesa de ninguna clase. Fueron muy pocos los minutos; ni siquiera tuve oportunidad de hablar con él. No soy socio de Boudou, nunca lo fui ni lo seré”.

Al término del relato de Nicolás Ciccone, el ex ministro de Economía pidió hablar, subió al estrado y dijo que la primera reunión no fue una audiencia, sino que un encuentro casual.  Con respecto a la segunda reunión, negó todo. Dijo que nunca existió y que se trata de una “historia inventada”.

Ciccone y Boudou están acusados en el juicio y brindaron su declaración a la hora de defenderse. No están obligados a decir la verdad. Ninguno de los dos aceptó contestar preguntas de los jueces ni de los acusadores.

El juicio seguirá el 31 de octubre con el resto de las declaraciones de los acusados.

 

MICAELA FERNANDEZ