Miguel Jiménez: “Con la Superliga se busca dar un salto de calidad al fútbol argentino”

Superliga
Superliga

Se dio el comienzo de la Superliga Argentina y con ella una nueva etapa con distintas pautas e intenciones.

Comenzó la Superliga Argentina de Fútbol, una nueva etapa para el deporte en el país, que introduce una gran variedad de cambios que van desde los nuevos dueños de los derechos de televisación hasta las pautas que se tienen que cumplir para poder participar del mismo. Uno de los retos que proponen estos nuevos directivos es el de comercializar el torneo a distintas partes del mundo, que forme parte de la agenda internacional.

A comienzos de abril, Fox y Turner firmaron con la AFA y la Superliga un contrato de 1000 mil millones de dólares hasta 2022. Salieron a la luz sus dos nuevos canales, que brindarán información las 24 horas del día. El proyecto fue presentado con muchos personajes destacados, como el presidente de la AFA, Claudio Tapia, el CEO de la Superliga, Mariano Elizondo, y el secretario general del gremio de futbolistas, Sergio Marchi, en un lujoso show en donde predominó un concepto especial: el cambio.

El vicepresidente de Racing Club de Avellaneda, Miguel Jiménez, habló sobre los cambios a los que los equipos se están teniendo que adaptar y explicó los nuevos manejos y sus funciones.

Para empezar, tenemos que saber qué es la Superliga. Es una organización con autoridades propias por fuera de la AFA, pero mantienen ciertos vínculos. Es un modelo similar al que se utiliza en España, Inglaterra o Italia. “Se busca un mejoramiento en sus ingresos y un reordenamiento en todo lo que tiene que ver con los clubes que van a competir en ella. Esto quiere decir que será muy difícil para un club que no esté ordenado poder participar”, según confirmó Jiménez.

A la hora de hablar del motivo de este nuevo torneo, hay que mencionar un motivo pura y exclusivamente económico. Los dirigentes que conforman el fútbol argentino afirman que se busca que el fútbol argentino de un salto de calidad y que “hay que generar recursos para que los clubes tengan mayores ingresos, y con el orden que le va a dar la Superliga va a haber una mejor venta de este producto”. La meta sería, a partir del año que viene, poder vender el producto al exterior como hacen las demás ligas.

Otra novedad que nos trae este nuevo torneo es el uso del Fair-Play Financiero, algo que normalmente se ve en el Viejo Continente y que sirve para controlar los gastos de los clubes, que ahora no podrán usar más dinero del que generan, ya que sino serán sancionados. En este punto aparece Newell’s en el ojo de la tormenta, ya que ha tenido distintos problemas con la paga de jugadores. Ante este particular caso se llevó a cabo una reunión entre el gremio de AFA y la Superliga, el vicepresidente de la Academia agregó: “Los clubes están obligados a presentar desde septiembre, todos los meses, un libre de deuda donde entran los salarios de los jugadores, alquileres, etc. Es posible que algunos extiendan un libre de deudas y que ese mismo no se verifique, lo que puede causar sanciones durísimas hasta la desafiliación. Esto también afectará a las categorías inferiores, ya que se utilizará formato del Fair Play financiero desde “el club más grande hasta el más pequeño.”

Algo que tuvo muchas críticas fue el supuesto “beneficio” a los más poderosos de la categoría en base al reparto de ingresos. ”La idea es arrancar todo de cero”, reconoció Jiménez, a lo que luego agregó: “Esto hace que los grandes clubes al mantener las estructuras armadas y estar más ordenados saquen una apreciable ventaja hasta que todos los demás se ordenen”. De todas formas, se dejó en claro que, en caso de que permanezca la desigualdad, será por una cuestión de responsabilidad de cada club, porque definitivamente no van a poder participar de otra manera. Sin embargo, se mostró ilusionado de cara al futuro. “Hay esperanzas de que haga crecer a todos, grandes y chicos”, comentó el vicepresidente.
.
Algo que molestó demasiado a los espectadores y generó controversia fue el fin de Fútbol Para Todos, dando lugar al regreso de un fútbol pago, como en los viejos tiempos. “Esto fue una decisión política, ya que de algún lado había que sacar plata para que el fútbol genere sus propios recursos y no recurrir al Estado”, comentó Jiménez.

De esta manera, el nuevo formato de televisación busca potenciar aspectos que antes no eran tenidos muy en cuenta, y le brindará cierta tranquilidad a los jugadores, debido a que si permanecen en la Súperliga, los clubes “tendrán que estar todos al día, tanto en obligaciones de contrato como las retenciones que hay que pagarle al Estado”, como bien comentó el dirigente racinguista.

Sobre el final, Jiménez mencionó que desde el Mundo Racing pensaron detenidamente la situación. “Se discutió, pero no había otro camino”, dijo el dirigente, a lo que luego agregó que había que comenzar con el cambio “si queremos sostener que el fútbol argentino es de apetencia mundial”.

Definitivamente se viene una nueva era para el fútbol en Argentina, que busca en un futuro poder llegar a presentarse como otras grandes ligas ante el planeta. Es cuestión de tiempo para ver cómo se llevará adelante y si se cumplirá este objetivo tan deseado para estos nuevos directivos.

Una producción especial de: Pohl, Ordoñez, Viáfara, Recalde, Herrera, González, Orrego, Lorenz, Smink, Romero, Linares y Díaz.