Magui Aicega: “Cuando volví a Belgrano, 20 días después del embarazo, fue por amor propio”

La ex defensora de Las Leonas habló con Pirámide Invertida de su actualidad y adelantó que seguirá un tiempo más en Belgrano Athletic: "Por ahora voy a tirar un poquito más".

Recuerdos: Aicega celebra vistiendo los colores de la selección nacional. (Foto - El Litoral)

Emblema y capitana de una generación gloriosa de Las Leonas, dueña de un palmarés abultado, con trofeos y distinciones que infinidad de deportistas desearían tener, madre de Rocco, Indiana y Luca y ahora integrante del programa televisivo Club Atlético TNT. Sí, todo esto es -entre muchas otras cosas- Magdalena Aicega, una de las deportistas que con su talento y liderazgo le allanó el camino hacia el éxito al deporte argentino.

Pirámide Invertida dialogó con la ex Leona, quien repasó su presente y sucesos recientes de su vida tanto deportiva como personal.

– Tenés 3 hijos, seguís ligada al hockey y estás en la TV ¿Cómo organizás tu rutina diaria?

– Me levanto a las 6 de la mañana, llevo a los chicos al colegio, vuelvo y preparo cosas para el programa, al que trato de salir 2 horas antes. Después, 3 veces por semana me entreno con el primer equipo y entreno a las divisiones inferiores, y los sábados juego con el club. Trato de mantenerme bastante en casa para estar con Luca, el más chiquito.

– ¿Qué sensaciones te genera ser la primera directora del ENARD?

– Para mí está buenísimo. Como deportista y desde el punto de vista de la mujer, porque no las hay allí. Y no es que tenemos objetivos distintos, sino que los planteamos de manera diferente por ser hombres y mujeres. Hay otra óptica pero una misma meta, a la que se trata de llegar de la mejor manera. Y ese es el punto de vista que una da en las reuniones.

– Después de retirarte desarrollaste la faceta periodística ¿Cómo surgió? ¿Era algo que ya en su momento te venías planteando?

– Se fue dando. Tengo claro que el deporte me llevó a eso. Y también tengo claro que soy una deportista que opina sobre el deporte. No digo periodista porque yo en realidad soy nutricionista, y me es difícil ponerme en ese lugar cuando a mí me tocó estar en la cancha. Sin criticar a los periodistas, obviamente, porque a ellos hay que darles las gracias por difundir el deporte. Yo simplemente agradezco al hockey, que me llevó a estar en este lugar que me gusta. Lo supe aprovechar y hoy estoy en esto, que la verdad disfruto muchísimo, porque el deporte es lo que conozco y de lo que me gusta opinar.

– ¿Cómo ves a este plantel joven de Las Leonas? ¿Qué análisis hacés del mismo?

– Están en una etapa de recambio y hay que saber esperarlas. Tienen una gran calidad de jugadoras, pero son chicas. Están viviendo todo este proceso que a uno le tocó vivir cuando no nos conocía ni nos seguía nadie. Ahora la diferencia es que sí, son Las Leonas. Y que las siguen y esperan resultados. Pero nosotras también tuvimos esos años de adaptación y de a poco ir obteniendo resultados. Hay que ser pacientes y bancar, porque los resultados van a llegar. Sobre todo porque se está trabajando bien.

– ¿Cómo fue volver a Belgrano y contribuir para ayudar al equipo a salvarse del descenso?

– Cuando volví al club, 20 días después del embarazo, fue por amor propio. Yo estaba en un 40%. Era cuestión de hacer lo más que podía, con la limitación que tenía de haber tenido un bebé. Me estuve entrenando, no para jugar, porque hubiera preferido que Belgrano no estuviera en esas instancias. Pero bueno, tocó y me la jugué. Mucho no la pensé. Sé que es una locura, pero si me volviera a pasar, lo volvería a hacer sin ningún tipo de duda.

– ¿Cómo te considerás como entrenadora? Más allá de tratar de potenciar virtudes e intentar corregir falencias, ¿qué enseñanzas buscás dejarles a las jugadoras de inferiores?

– Como entrenadora estoy aprendiendo. La tengo a Pachu Ferrari -ex Leona- que es la que me va guiando bastante en todo, pero más que nada intento dar mis conocimientos. Sé analizar los partidos. Entonces, con una sexta división, la semana la preparás en base a las falencias que tuviste en el partido, más allá de la planificación anual que se tiene. Pero sobre todo, y en el club, lo que busco es inculcar los valores del mismo. Sé que las divisiones inferiores son el futuro y que todos queremos ganar, pero lo importante es que ellas, cuando lleguen al plantel superior, estén preparadas. Cuando vos tenés entrenadores de otros clubes, estos valores son muy difíciles de transmitir. Pueden ser excelentes, pero les faltaría esto. Entonces, lo que queremos hacer en Belgrano es no solamente enseñar y desarrollar a las chicas, sino además transmitirles los valores por la camiseta.

– Tuviste una carrera brillante. Pero más allá de los títulos, ¿qué sentís que le dejaste al deporte argentino?

– Con que me digan que le dejé la esencia a Las Leonas me basta. A mí y, en general, al equipo. Y creo que es un poco lo que le dejamos: no solamente el nombre, sino esa mística que se sabe que hay que seguir. Con eso creo que una está hecha totalmente.

– ¿Tenés más proyectos en mente?

– Seguir con lo que estoy haciendo. Ahora empecé con TNT Sports, que es un canal nuevo en el que hay muchas cosas para hacer y propuestas buenísimas. Esto recién empieza. Y con el tema del hockey, seguir entrenando a las divisiones inferiores y jugando. Hasta cuándo no sé. Yo voy planificando año tras año, voy viendo cómo se va presentando el año laboral y ahí digo si sigo o no. Pero por ahora voy a tirar un poquito más.

 

Autor: Maximiliano Mansilla – 2°B TM