Delfina Villar: “Vestir la camiseta argentina es una sensación hermosa”

Pirámide Invertida tuvo el placer de hablar con Delfina Villar, actual campeona de beach voley en los Juegos Sudamericanos de la Juventud disputados en Santiago, Chile. La atleta de 17 años, oriunda de Carrilobo, un pueblo de la provincia de Córdoba con tan solo 2000 habitantes, comenzó a practicar dicho deporte a los 6 años en su tierra natal. Actualmente reside en la ciudad de La Plata donde es parte del plantel de Estudiantes, y en ese equipo es defensora y bloqueadora en el equipo indoor.

Villar fue campeona sudamericana haciendo dupla con Brenda Churín. Las chicas argentinas derrotaron en la final a Brasil por 2-0 con parciales de 21-17 y 21-15 y así escalaron al lugar mas alto del podio.

-¿Cómo nació tu pasión por el voley?

-Mi pasión nació desde muy chiquita. Tenía 6 años, estábamos jugando con mi hermana en la plaza con una pelota y ahí surgió la idea de empezar a practicar dicho deporte. Con el tiempo me fui dando cuenta que es lo que más me gusta y me apasiona.

Sobre la importancia del deporte en su vida dijo: “El vóley en mi vida tiene un significado enorme, me llevó a conocer personas y lugares maravillosos, aparte de permitirme vivir emociones únicas”.  También habló sobre sus comienzos. “Comencé a practicarlo a los seis años en el pueblo donde vivía llamado Carrilobo donde estuve bastante tiempo. Con el paso del tiempo, fui a jugar con mi hermana melliza a Pozo del Molle, luego pase por Villa María y actualmente soy jugadora de Estudiantes de La Plata”, contó. Hacia su actual club solamente tiene elogios: “En Estudiantes comencé a jugar este año, es un club hermoso, me siento muy cómoda y tanto jugadoras como entrenadores son muy buenos. Es un club que me gusta mucho”

-¿Por qué decidiste comenzar a jugar beach voley?

-Fue como de “casualidad”. Todo comenzó en 2014, cuando con mi hermana nos anotamos para tratar de clasificar a los Juegos Evita. A todo esto nunca habíamos pisado la arena, jugamos las instancias regionales y provinciales y al haber salido primeras en ambas, clasificamos a los Evita. A partir de ahí nos comenzó a ir excelente ya que salimos campeonas nacionales y desde ese momento me motivé muchísimo y justo se dio que empezaban a ver jugadoras para los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 y fue ahí donde me incentivé para jugarlo.

-¿Qué representa para vos vestir la camiseta argentina? 

-Vestir la camiseta de Argentina es una sensación hermosa, es algo único y emocionante que se hace difícil de explicar. Siento una felicidad inmensa cuando la llevo puesta y siempre trato de dejarla lo mas alto posible.

También se emociona al recordar cómo se enteró de que iba a integrar la delegación de nuestro país en los Odesur: “Me alegré muchisimo, nos teníamos mucha fe con Bren, ya que este año habíamos participado de un Sudamericano de beach en Paraguay donde salimos campeonas. Sabíamos que no iba a ser fácil y nos iba a costar porque hay muchas duplas buenas, pero pudimos demostrar nuestro juego en equipo y salió de la mejor manera”.

-Al colgarte la medalla de oro ganándole la final nada más ni nada menos que a Brasil, ¿Qué se te pasó por la cabeza?

-En ese momento se me pasaban miles de cosas por la cabeza, pensaba en todo el esfuerzo que estoy haciendo día a día, el estar lejos de mi familia, de casa, me trajo frutos únicos. Colgarme esa medalla y que estén mis papas enfrente fue una de las cosas mas hermosas que me tocó vivir.

-¿Te sentís identificada con alguna jugadora? 

-No me siento identificada con ninguna hasta ahora porque esto recién empieza y cada uno tiene sus técnicas. Capaz mas adelante lo vea o me identifique con alguna, pero por ahora con ninguna.

Las expectativas de Delfina son claras: “Mis expectativas a futuro son seguir progresando, poder seguir en la selección y defender esos colores de la mejor manera posible”. Como sabemos el sueño de todo atleta es poder llegar a un Juego Olímpico y Villar se refirió a ese sueño: “Sí, me veo jugando, pero debo seguir trabajando y entrenando porque sé que el camino es largo y no va a ser fácil llegar”. Faltando un año para los Juegos Olímpicos de la Juventud, sobre su posible participación dijo lo siguiente: “Eso todavía no se sabe, hasta el año que viene no nos dicen quienes van a formar parte de la delegación pero mi mayor deseo es que se me dé la posibilidad de estar jugando”.

Por: Fabián Simón, 2°B Turno Mañana