Porteño otra vez es de Primera

Se le dio al Porteño. A pesar de perder en tie break contra San Fernando, Muñiz dejó puntos en el camino y el equipo de Hernández se aseguro una de las dos plazas a Primera División.

El plantel completo de Porteño Atlético Club que logró el ascenso

Martes por la noche. Un día atípico para la primera masculina de vóleibol del Porteño Atlético Club. No sólo porque suele jugar los miércoles sino también porque se presentaba la primera oportunidad de ascender para el conjunto de General Rodríguez, luego del descenso luego de mucho tiempo, la pasada temporada. No era una parada fácil. Los porteñistas debían ir a buscar al menos dos puntos a la única cancha en la que habían perdido de visitante. Sí, ante el viejo y conocido San Fernando. Tercero en la tabla y con alta necesidad de descontar puntos con los de arriba.

La sensación a clásico se sentía en el aire cuando se puso en juego la primera pelota del partido. Y los que tomaron la iniciativa fueron los de zona norte. Aprovechando a un Porteño que parecía haber entrado algo dormido, se llevaron ampliamente el primer set por 25-18. “No mostramos nuestro mejor juego, quizás entramos confiados, pero debemos reponernos para lograr el ascenso que es por lo que venimos trabajando desde el arranque”, dijo luego del encuentro su armador Alejo González.

El segundo set no fue distinto. El conjunto rodriguense no lograba hacer pie en la cancha.  Con performance muy bajas en recepción y defensa – dos puntos altos a lo largo del torneo – agregando algunas imprecisiones en ataque, se perdió también este parcial, en este caso por 25-21.

A partir de allí hubo un cambio. No en el juego, el que cual siguió siendo algo defectuoso, pero si en la actitud. El equipo salió mentalizado a ganar y a pesar de no encontrar su mejor juego aún, jugó el encuentro como una final y en una ráfaga logró llevarse dos sets (ambos por 25 a 19) y empatar el cotejo. Porteño tenía en su poder uno de los dos puntos para lograr el ascenso.

Sin embargo, los locales fueron los que reaccionaron. A partir de su fuerte ataque por las puntas rápidamente sacaron una amplia ventaja. En un final muy caliente, con algunos amonestados de por medio, Sanfer se terminó llevando el tie break por 15-9.

Las caras de decepción y tristeza abundaban entre Quique y sus jugadores, que sentían que podrían haber hecho algo más. Pero con el mal juego que se había mostrado, el punto sumado parecía valioso.

Esto se confirmó el día siguiente. Cuando llegó la noticia a General Rodríguez, de que el escolta Muñiz perdió un punto contra Defensores de Banfield. Por lo tanto el conjunto azul y blanco se aseguraba uno de los dos lugares que lo promovían a Primera División.

El grupo conformado por mayoría de jugadores formados en las inferiores del club logró el primer y mayor objetivo, el ascenso. Pero mostrando el hambre de gloria que tuvieron durante toda la temporada, no se conforman y ahora irán por el campeonato. El pasado miércoles perdieron 3 a 0 frente a Muñiz por lo que sólo les queda una chance de coronar este gran año con el título de campeón. Si logran vencer el próximo miércoles a Harrods por 3 a 0 o 3 a 1, automáticamente serán los que se alcen con el título.

Luego del encuentro, su entrenador Quique Hernández dialogó con Pirámide Invertida y dijo: “Venimos luchando hace mucho para que pase esto, fue muy duro pero creo que merecemos este ascenso que tanto buscamos”. Además agregó con respecto al juego: “Hemos tenido un año muy bueno, jugamos muy bien, los chicos se acoplaron mucho mejor que el año pasado y demostraron todo lo que valen”.

Lucas Crisafulli, 2° B, turno mañana.