Menos contaminación y más pedaleo

Las bicicletas, en este último año, se convirtieron en el vehículo más utilizado porque permiten seguridad y ahorro de tiempo a través de las ciclovías para todas las personas que residen en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

La bicicleta es utilizada por la mayoría de los vecinos para movilizarse por toda la ciudad de Buenos Aires. Pero debido a los reiterados accidentes que ocurrían, el Gobierno de la Ciudad decidió implementar y diseñar el plan de Movilidad Sustentable. Este proyecto consistió en adaptar y orientar medidas en avenidas y calles para construir ciclovías. Además, fomentó el movimiento saludable para toda la gente, sumado a que andar en bicicleta es más económico y cuida el medio ambiente. “Es muy utilizado por todos, ahora se ven  más personas andando en bicis. Además no sufrís de embotellamientos  y ahorrás tiempo, lo que estaría bueno que se implementen en todas las calles”, comentó Carolina, una chica de 22 años que utiliza este medio para ir a la facultad todos los días.

En la actualidad, estas vías se observan en lugares estratégicos, como cerca de escuelas, universidades, plazas y centros turísticos. Generalmente están ubicadas en el lado izquierdo y contienen dos carriles exclusivos para bicicletas y motos. Su objetivo principal consistió en el funcionamiento más rápido y protegido. Antes de que se implementara, se producían muchos accidentes que involucraban a los automovilistas, porque al no observar a los ciclistas terminaban atropellándolos. Se aplicaron nuevas señalizaciones para indicar a los automóviles que no deben andar por esos carriles, además de dividirlos por un separador físico, ya que por experiencias en distintos lugares del mundo se demostró que no respetan la vía. “Por un lado estoy en desacuerdo, porque generan más embotellamiento. En avenidas está perfecto, ya que ordenan el tráfico, pero en calles dejan un carril solo para los autos porque el otro se utiliza para estacionar”, expresó Rubén, un repartidor de productos de construcción que cada día tiene que soportar grandes atascos.

Antes de lanzar este proyecto se realizó un estudio de opinión que dio como resultado que las personas estaban de acuerdo con su uso, y además las bicicletas les traían recuerdos de su infancia. “Siempre desde que tengo conciencia que ando en bicicleta, y ahora mucho más: voy a buscar a mis hijos al colegio, voy a comprar, y tengo la posibilidad de dejarla estacionada en distintos lugares”, manifestó Carmen, una madre que todos los días utiliza la ciclovía. No solo mejora el medio ambiente, sino que combate el sedentarismo, permitiendo una mayor movilidad, además de mejorar la calidad de vida y convivencia de los ciudadanos.

Además, esto se combina con el Sistema de Alquiler Público de Bicicletas Ecobici, que ya cuenta con 200 estaciones y 240 mil usuarios registrados. Si querés informarte más en lo que consiste este emprendimiento, ingresá a http://www.buenosaires.gob.ar/ecobici/sistema-ecobici .

Noelia Boschiero y Facundo Olguin