La década aumentada de los cigarrillos

La empresa Massalin Particulares anunció un nuevo aumento en sus productos de un promedio de 4%; en los últimos diez años, a los fumadores se les hizo cuesta arriba mantener el hábito

Hace aproximadamente entre 30 o 50 años, fumar un cigarrillo era ser “popular”. Era común ver adolescentes con un “pucho”en la mano para ser “cool” dentro de su grupo de amigos. También casi no existía bar en el que al entrar lo primero que se sintiera no fuera el olor del toscano o habano de algún hombre mayor.

Pero con el paso de los años la sociedad cambió; si bien no se erradicó el consumo de tabaco, las restricciones son cada mayores. Lo que también se modificó y notoriamente fue el precio de los cigarrillos. En el año 2007, un atado de Marlboro Box costaba $ 3,10 y hoy en día su valor de venta al publico es de $56, lo que indica un aumento de aproximadamente un 1800%, en lo que se puede denominar como la década aumentada de los cigarrillos.

Rubén Gamarra es dueño de un kiosco en el barrio de Flores desde hace mas de 10 años. Y en dialogo con Pirámide Invertida manifestó sus sensaciones con respecto al nuevo aumento de la tabacalera.

-¿Por qué considerás que el precio aumentó por cuarta vez en el año?

-Yo creo que el precio de los cigarrillos se fue por las nubes desde el año pasado. Cuando el gobierno subió el impuesto fiscal a las tabacaleras, por lo que en su momento los puchos subieron 20 pesos de un día para el otro. Y los productores de tabaco están buscando mantener el negocio pero con un aumento que no sea tan duro para el público.

-¿Le sirve al kiosquero continuar con la venta de cigarrillos? ¿Por qué?

Sirve en cierto punto, verdaderamente la ganancia que dejan los cigarrillos es muy menor. Lo que a mí me pasa es que generalmente termino cambiando la plata, pago los cigarrillos para volver a juntar para tener con qué pagar el siguiente pedido. Pero lo que es cierto es que el cliente que te viene a comprar puchos generalmente también se lleva alguna otra cosa como bebidas o golosinas y ahí es donde se equipara un poco la situación, que igualmente es complicada.

-¿Sentís que el negocio de los cigarrillos va a durar más allá de los aumentos?

-Sí, es algo que ya esta instalado en la sociedad. Desde ciertos lugares intentan sacarlo de circulación, pero es algo que se transmite de generación en generación y va a perdurar más allá del tiempo. Capaz que ahora ya no es tan popular, pero ya hicieron muchas cosas para sacarlo de circulación, como la foto en el paquete y el aviso de “fumar es perjudicial para la salud”, y así y todo la gente continúa con el vicio.

-En caso de que las tabacaleras no realicen más producción, ¿se vería afectado el negocio del kiosquero?

-No creo que eso pueda llegar a pasar. Los productores de cigarrillos siempre van a buscar la vuelta para que el negocio dé sus frutos. Además la gente sigue fumando con aumentos y todo. Capaz que fuman algo más barato o van cambiando, pero el fumador sigue consumiendo. El vicio está instalado en la sociedad, pero el negocio también.

Foto: Infokioscos.com

Milton Feijoo