El Bohemio: historias para ser contadas…

En el año 1990 fue la última vez que Atlanta logró ascender a la B Nacional sin ser campeón, cuando derrotó a Nueva Chicago por el Zonal Sudeste. Desde entonces disputó 8 octagonales en los cuales nunca pudo salir victorioso

Atlanta está de parabienes. Eliminó a Belgrano de Córdoba por Copa Argentina y ahora aparece River en el horizonte. Sin embargo, la historia de este equipo en Reducidos, no transita por el mismo camino. La primera de estas breves competencias que disputó el conjunto de Villa Crespo fue en 1982 donde en la primera fase eliminó al Deportivo Español y perdió; la misma es muy recordada por las dos finales disputadas ante Temperley en la cancha de Huracán, que finalmente cayó en la definición de los penales. En 1990 tuvo su revancha al vencer a Nueva Chicago en el Zonal Sudeste y ascendió a la B Nacional. Pero en ese momento el mundo Bohemio no habría podido imaginarse que ese ascenso sería el último hasta el día de la fecha, por esa vía.
Si bien en 1995 logró subir a la segunda categoría del fútbol argentino como campeón, después le tocó descender y  no pudo volver a subir hasta la temporada 2010/2011. La racha negativa en los reducidos comenzó hace 17 años cuando perdió por 6 a 0 ante Sarmiento (2000) y luego le siguieron el 0-2 ante Tristán Suárez, en Chicago (2004); 0-2 contra el Deportivo Morón, en Ferro (2005); 0-2 ante Armenio, en Platense (2008); 0-2 con Almagro (2013); eliminación desde los 12 pasos ante Platense (2014),  1-2 frente a Almagro (2015) y el reciente por el campeonato 2017 nuevamente en manos del Deportivo Español (0-1).
La instancia del reducido para Atlanta se volvió un verdadero Karma porque pasaron los años, cambiaron los jugadores, cuerpos técnicos e incluso dirigentes pero el equipo no puede cortar con dicha estadística negativa. Algunos, inmersos en la vida cotidiana del club, apuntan hacia los armados erróneos de los planteles para afrontar cada temporada y a sus conductores técnicos. Sin embargo en varios de los partidos mencionados anteriormente los de Villa Crespo contaron con mejores actores que los rivales de turno y hasta con ventaja deportiva, por lo que la fortuna también ha jugado su papel dejando al Bohemio reducido en una categoría de la cual no logra salir.
Juan Manuel Meza