Claudio Durso: “El rugby argentino va a seguir creciendo”

Claudio Ignacio Durso, apodado Lomu por su similitud con el jugador de los All Blacks, es el  actual entrenador de las divisiones juveniles y vicepresidente del club Floresta Rugby Club. Tras finalizar el entrenamiento dialogó en exclusiva con Pirámide Invertida acerca del club y la actualidad del deporte en nuestro país.

-¿Cómo surgió el club? ¿Considerás al club deportivo o más social?

-Surgió en 2005.  Juan Marchetti, actual presidente, decidió homenajear a un amigo, juntó gente y así se creó. Siempre sacamos chicos de la calle, buscamos ayudarlos: les damos una herramienta y los contenemos. Estamos haciendo un club más social. Nuestro objetivo primordial cuando fundamos Floresta Rugby.

-¿Cómo se sustenta un club que no es de los más poderosos dentro de la URBA?

-El club se sustenta, mayormente, con las donaciones que realizamos los dirigentes o todas aquellas personas que deseen colaborar. La cuota del club es mínima. Entre todos ponemos dinero para solventar los gastos.

-Es sabido que el club debía tener para octubre un lugar propio para desarrollar el deporte. ¿Cómo se encuentra esa situación?

-Estamos alquilando el predio que le corresponde a los empleados de AFIP, ya que no podíamos alquilar la cancha de otro club de la URBA. Con eso solucionamos el tema momentáneamente. Sería ideal tener algo propio.

-¿Cuáles son los objetivos que tiene el club?

-El principal objetivo es conseguir un predio propio, algo que nos ocupa mucho tiempo. En cuanto a lo deportivo, tenemos como meta aumentar el número de chicos que realizan el deporte. Mientras que, a nivel superior, buscamos mantener o mejorar el gran nivel que se está teniendo este año. También, buscamos sumar otros deportes a futuro, por ejemplo el hockey femenino.

-Las divisiones inferiores son fundamentales, ¿cómo es la situación actual de Floresta en ese aspecto?

-Las divisiones inferiores lamentablemente podrían ser más numerosas. Esto se debe a que las condiciones en que entrenamos no son las más óptimas, por lo cual, los más chicos deciden no practicar algunos días. Las juveniles son tres: M-15, M-17 y M-19 y están integradas por 20 chicos fijos. Desafortunadamente, muchos prueban y luego deciden dejar el club.  También tenemos el equipo de veteranos, que son muchos padres de los chicos y el rugby femenino, que son las madres que querían sentir lo que es vivir el rugby desde adentro.

-¿Cómo ves al rugby argentino?

-El rugby argentino creció muchísimo, es algo muy bueno. Sigue siendo amateur, pero está muy profesionalizado. Los resultados en divisiones menores se notan más a corto plazo. Mientras que, en las divisiones mayores los resultados tardan más. Es un camino largo para recorrer, debemos ir paso a paso con pie firme. El rugby argentino va a seguir creciendo.

Ya que dijiste seguir creciendo, ¿qué te pareció la actuación de Los Pumas? ¿Sentís que algún día seremos potencia?

– Nuestro país empezó hace poco el proyecto de profesionalizarse. Dimos un paso muy grande al jugar contra los tres mejores del hemisferio. Espero que Los Pumas alguna vez integren el primer grupo de potencias junto a Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica. De América somos la potencia sin ninguna duda. Falta dar un paso más para pelearle de igual a igual a esas potencias.

-¿Qué le hace falta al país para ser potencia?

-Lo principal sería que los jugadores que no sean Jaguares- la franquicia que disputa el Súper Rugby- puedan jugar en Los Pumas, eso elevaría el nivel de nuestra selección. Además, lograr algo intermedio entre el amateurismo y el profesionalismo, como así también mantener la relación actual con Nueva Zelanda, aunque muchas veces no lo aceptemos por nuestro nacionalismo,  es algo que esta sirviendo mucho y nos ayudará a ser una gran potencia.

Tadeo Pittari, 2°B, turno mañana.