Las promesas del rugby argentino

Presente y futuro, tres chicos que están destinados a ser grandes jugadores y reconocidos a nivel mundial.

 

El rugby es uno de los deportes más populares de nuestro país. Ha sido creador de grandes hazañas a lo largo de su historia y se encuentra cada vez más establecido en la élite mundial, gracias a su buen manejo desde lo institucional y deportivo. Sus magníficas actuaciones en los últimos Mundiales, dan un ejemplo de ello.

Y son muchos los jóvenes que practican este deporte a lo largo y a lo ancho de nuestra Argentina. Son tantos lo que llegan a debutar con sus clubes, pero son pocos los, que alguna vez, consiguen comenzar su camino por la Selección Nacional. Llegar a debutar en Los Pumas, es el máximo objetivo que se logra alcanzar. Es el sueño que aspiran varios y estos 3 jóvenes, no solo lo conseguirán (uno ya lo hizo), sino que serán piezas claves de los años que vienen.

*Marcos Kremer

Nacido en Concordia, Entre Ríos, el 30 de junio de 1997. Fue la gran aparición a nivel nacional del año pasado. Su rápido ascenso impresionó a todos. Empezó a los 14 años, en el club de su ciudad, Los Espinillos. Después recaló en Salto Grande hasta que a los 17 pasó a Atlético del Rosario. Su posición preferida es en la tercera línea, como octavo, pero no tiene dificultad en ser segunda línea, su estatura (1.96m) y sus 115 kilogramos, ayudan.

Comenzaron a convocarlo a las selecciones juveniles en 2014, donde jugó varios torneos. Y a principios de 2016, fue incluido en Argentina XV, para disputar la Américas Rugby Championship en donde se consagró campeón. A mediados de ese año, fue parte del plantel de Los Pumitas, que consiguió el histórico tercer puesto. Sus actuaciones no pasaron desapercibidas y fue fichado por Jaguares, la franquicia argentina del Súper Rugby. Y en septiembre, llegó su debut en Los Pumas, con tan solo 18 años, jugó 15 minutos contra los All Blacks, en la derrota por 57-22.

Aguerrido y de una potencia extraordinaria, fue elegido por el sitio Rugby Planet, entre uno de los 15 jugadores con mayor futuro. Destacando su meteórico crecimiento a pesar de ser muy joven.

*Bautista Delguy

Nacido en Remedios de Escalada, Buenos Aires, el 22 de abril de 1997. La joven figura de Pucará logró varios objetivos en tan poco tiempo. Debutó en su club en el 2016 como fullback, en donde se ganó rápidamente la titularidad. Su máximo ídolo es Lucas González Amorosino, el back que actualmente juega con él en el club de Burzaco.

Integró el equipo que logró la medalla de bronce en el Mundial Sub-20 con Los Pumitas ese mismo año, en donde fue una pieza fundamental. También fue elegido para Argentina XV en donde consiguió el Campeonato de las Américas. También participó del equipo de Seven para Argentina en el Circuito Mundial con solo 18 años.

Humilde y con los pies sobre la tierra, trata de aprovechar al máximo sus convocatorias en los Jaguares, en donde es invitado para ser parte de las prácticas. Una de las máximas figuras del torneo de la URBA a pesar de su corta edad y un futuro promisorio por delante.

*Tomás Malanos

Nacido en Rosario, Santa Fe, el 4 de julio de 1997. Formado en Atlético del Rosario, es otra promesa importante. Capitán de Los Pumitas en los últimos dos Mundiales Sub-20. Brilla como centro (back) en su club y en la selección juvenil.

Se destaca en su inteligencia para leer el juego y velocidad punzante, fue reconocido por su provincia como la revelación deportiva del año. Fue en la Fiesta provincial del Deporte, que reparte premios para los deportistas nacidos en Santa Fe. Dentro de poco, lo veremos siendo un jugador garantizado de Jaguares y Los Pumas.

Estos son 3 grandes promesas que tiene el rugby argentino. Una camada nueva que representará al país de la mejor manera. Talento sobra, solo falta afianzarlo durante los años que vendrán.