El Hockey sobre patines: un deporte tan glorioso como desconocido

Hockey sobre Patines
Hockey sobre Patines

Para conocer los orígenes de esta disciplina hay que remontarnos a la Inglaterra victoriana de finales del siglo XIX, en esos años un tal Edward Crawford introdujo el llamado “rink hockey”, una variación del hockey sobre hielo practicado en EEUU, que consistía en un principio en jugar sobre pistas de suelo de madera, junto a los palos tradicionales y un artefacto denominado “puck”, una especie de disco de madera de unos ocho centímetros de grosor en lugar de la actual bola de caucho. En el año 1910 se disputó el primer partido internacional, entre Inglaterra
y Alemania.

Recien en el año 1925, se crea la Federación Internacional de Patinaje, ente que regula tanto el Hockey sobre Patines como el Patinaje Artístico, en el que se asociaron únicamente Alemania, Suiza, Francia e Inglaterra, este último ganador del primer mundial realizado en 1926.

A diferencia del hockey sobre césped, en esta disciplina juegan cuatro jugadores de campo y un arquero por equipo, en dos tiempos de 25 minutos cada uno. En cuanto a las sanciones disciplinarias, existen tarjeta azul (expulsión de dos minutos o hasta que ocurra un gol dentro de ese tiempo) y tarjeta roja (expulsión directa y
definitiva). El terreno de juego está conformado por una pista de madera cerrada por una valla con las esquinas redondeadas o con forma de pico, sus dimensiones estándar son de 40 x 20 metros.

Manuel Menéndez, encargado de las actividades en el glorioso Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, redactó en 1928 el primer reglamento en nuestro país, de esta manera es considerado el fundador del Hockey sobre Patín Nacional.

No cabe duda alguna que el auge de esta disciplina a nivel nacional se encuentra en la provincia de San Juan, lugar donde hay una gran concentración de jugadores de élite, quienes en su mayoría migran a Europa para convertirse en profesionales. Ya desde la década del 30, los jugadores sanjuaninos conformaron la base de sucesivas
selecciones nacionales.

Entre sus grandes figuras, hallamos a Daniel Martinazzo, considerado en la década del 70 el mejor jugador del mundo por 15 años consecutivos. Además, fue el gran baluarte que tuvo la selección en la obtención del primer título mundial en su historia.

Aquel 1978, año recordado por el mundial de fútbol que ganó la selección dirigida por César Luis Menotti y en medio del terror de la dictadura militar, se llevó a cabo también el mundial de hockey sobre patines en la provincia de San Juan. Hasta la provincia de Cuyo concurrieron 12 selecciones y se jugó en formato de “todos contra todos”, en el cual se llegó a jugar más de 3 partidos en un solo día. En el último partido se enfrentaron argentinos y españoles en el estadio Parque de Mayo totalmente repleto, estos últimos disponían de ganar o empatar para coronarse campeones, sin embargo, la selección nacional con jugadores destacados como Mario Agüero, Carlos Coria, el arquero Carlos Peña, Raúl Martinazzo y su hermano Daniel (capitán y máxima figura), venció a los europeos por 3 a 1 para el delirio de toda la ciudad de San Juan. Luego del partido el plante viajó hasta Buenos Aires, en donde el presidente de facto Videla los acompañó en su recorrido en autobomba por las calles en medio de toda una multitud que fue a acompañar a los campeones.

EDUARDO CARPINELLI (PROFESOR DE HOCKEY SOBRE PATINES DE LA ESCUELA DE PERIODISMO DEL CIRCULO DE PERIODISTAS DEPORTIVOS)

Argentina se consagró campeona del mundo en otras cuatro oportunidades, en los torneos de Novara 1984 (Italia), Recife 1995 (Brasil), Reus 1999 (España) y La Roche-sur- Yon 2015 (Francia). Este último demostrando un grandísimo nivel de juego, ya que logró ganar todos sus partidos con notable superioridad ante sus rivales. A tal punto de humillar a España, máximo campeón del torneo, en la final por 6 a 1 . De esta manera, había cortado con la racha de cinco coronas seguidas de los europeos, quienes llevaban 71 triunfos oficiales consecutivos. Además, el partido venía con un condimento especial, y es que en las últimas tres ediciones mundiales, España venció a Argentina en el cotejo final, siempre por un gol de diferencia. La cuarta fue la vencida para los argentinos, en su mayoría pibes,
quienes no podían creer lo que acababan de lograr. Y ni hablar de lo que vivió el jugador David Páez, quien había sido campeón 16 años atrás en el mundial de Reus, entre lágrimas, el sanjuanino de 39 años y autor de dos de los seis goles del partido, anunció su retiro y colgó los patines. Lo único en que pensé cuando terminó el partido es que por fin mi viejo me vio campeón del mundo. Muchos me apoyaron y otros me dijeron que no tenía edad como para seguir jugando en buenas condiciones. Yo sabía lo que podía dar y que podía llegar. Ya puedo irme
tranquilo, estoy en paz. El hockey me dio demasiado y con esto yo le di demasiado. Lo tengo decidido. Ya no tengo ganas de seguir. Ésta era mi oportunidad de irme como quería. ¿Qué más puedo pedir que retirarme así?,
manifestó en aquella ocasión.

La Selección de hockey patín masculino de Argentina, cuenta además con la única medalla dorada en Juegos Olímpicos, cuando en Barcelona 1992 esta disciplina fue incluída como juego de exhibición. Ha obtenido también 13 Copas América y 8 veces el Campeonato Panamericano de Hockey Patín. Así, junto con los 5 campeonatos del mundo ganados, es el deporte que, en lo colectivo, es el que más éxitos otorgó al país, el más glorioso.

Una producción especial de: Parretta Ariel, Romio Agustin, Pedrozo Leonel, Argota Agustin y Motta Franco.