La amenaza por el conflicto nuclear, uno de los temas principales de la Asamblea General de la ONU

Antonio Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, teme por conflicto nuclear entre Corea y Estados Unidos

 

 

NACIONES UNIDAS – El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, inauguró su primera Asamblea General el martes, advirtiendo que las ambiciones nucleares de Corea del Norte son el desafío más serio del mundo.

El jefe de la ONU, que tomó posesión del cargo el 1 de enero, señaló varias otras amenazas y desafíos que enfrenta el mundo e instó a las soluciones multilaterales.

“El temor mundial a un conflicto nuclear está en su nivel más alto en décadas”, advirtió el martes el portugués Antonio Guterres.

En su discurso de apertura, el Secretario General indicó que millones de personas temen por un posible ataque a Corea Del Norte. En su conferencia dijo: “La solución debe ser política y este es el momento de la habilidad política, no podemos caminar como sonámbulos hacia una guerra”.  El portugués se notó confiado en que, si todos nos unimos, este conflicto pueda llegar a solucionarse pacíficamente. También instaló los temas que centrarán la nueva edición anual de la Asamblea General en New York.

Además, enumeró varias de las amenazas para la estabilidad mundial, entre ellas, que se signa violando los derechos humanos, la amenaza global del terrorismo y el cambio climático, que también pone las esperanzas del mundo en riesgo.

El secretario general dice estar dispuesto a mediar entre las partes en conflicto, refiriéndose a Estados Unidos y a Corea del Norte, si ellos lo solicitan y avisó que una acción militar contra el país asiático va a tener consecuencias devastadoras. En su discurso aseguró que el uso de las armas nucleares debería ser impensable y la amenaza de su uso debería ser una condena, ya que “el miedo no es abstracto”, concluyó.

La ONU impuso esta semana nuevas sanciones a Corea del Norte, con una resolución por una unanimidad, y dejó un  claro mensaje a Pyongyang (capital de Corea del Norte) sobre el cumplimiento de sus obligaciones internacionales. Esta resolución aumenta las restricciones económicas a Corea.

Entre otras cosas, se establece la prohibición de exportar al país asiático gas natural e impide vender a Pyongyang productos petrolíferos que excedan el medio millón de barriles desde el primero de octubre durante tres meses, y dos millones de barriles a partir del primero de enero del 2018, durante un año.

 

FERNANDEZ MICAELA