Guido Benaghi: “Mi sueño es jugar la Liga Nacional con Ferro”

En una tarde lluviosa Pirámide Invertida llegó a la casa de Guido Benaghi, quien se desempeña como pívot en la división B de Ferro, para dialogar sobre sus inicios en el básquetbol y la actualidad del mundo de este deporte.

-¿Cómo empezaste a practicar básquet?

– Es algo que heredé de mi papá. Sin embargo, siento que no fui yo quien llegó al básquet, el deporte llegó a mí. Desde chico jugué al fútbol, pero en 2014 comencé a crecer demasiado en altura y, gracias a la influencia de mi familia, decidí probar suerte en este mundo y fiché con Ferro.

¿Cuáles son tus objetivos?

– Mi objetivo a es dar lo mejor de mi en cada partido con el  club. Mi sueño es jugar la Liga Nacional con Ferro.

-En cuanto a divisiones inferiores y primera, ¿cómo ves a este deporte en nuestro país?

– Desafortunadamente, a este deporte que supo darnos algunas alegrías, no se le da la importancia que debería. Hay mucho potencial en las divisiones inferiores, no solo en Capital Federal, y los equipos de Primera cada vez realizan mejores actuaciones.

-Luis Scola vivió un buen tiempo en cuanto a materia edilicia del club. Es sabido del mal tiempo que tuvo el club, ¿cómo está hoy?

-Afortunadamente, cuando yo llegué el club ya estaba saliendo de la situación de quiebra. Vi muchos cambios en el Etchart (estadio donde Ferro hace de local), levantaron al club, volvió a ser un gran lugar para practicar deportes que no son demasiado populares.

Al momento de ser consultado sobre la Liga, el pivot de Ferro, sostiene que el torneo local puede tener un gran nivel para el ámbito local, pero que más allá de eso está muy lejos de lo que se considera el segundo escalón del deporte, el EuroBasket.

– Más allá de que estemos lejos de la categoría del EuroBasket, San Lorenzo obtuvo resultados históricos frente a dos equipos de este torneo: Real Madrid y Barcelona ¿qué sensación te dejaron estas victorias? ¿Creés que sirven para motivar al deporte en nuestro país?

– En cuanto a lo personal, las victorias conseguidas me dejaron una sensación gratificante. Sin embargo, San Lorenzo es un equipo aparte dentro de nuestro torneo, tiene un presupuesto muy alto y siento que, sumado a las ausencias de las estrellas de los conjuntos europeos,  pudo vencerlos gracias a ese dinero. Es el único que podría haberlo hecho. En cuanto a la motivación, siento que sirve para que los equipos no bajen los brazos y sepan que pueden hacerles un buen encuentro a equipos de otros países.

-La Asociación de Clubes creó un nuevo torneo, el Súper 20. ¿Qué te parece esta idea?

– Personalmente, no me agrada esto que realizan. Siento que era más atractiva la anterior forma (Zona Sur y Zona Norte, luego los playoffs). Creo que es una prueba que si no da resultado, van a volver al viejo modo.

-Creciste viendo a los jugadores de “La generación dorada”. ¿Qué sentiste cuando comenzaron a decir adiós a la selección?

– El que más me marcó fue el retiro de Emanuel Ginóbili de la Selección argentina. Recuerdo el partido contra Estados Unidos en los últimos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y fue una gran tristeza. Es un jugador que dejó un gran legado para quienes jugamos al básquet hoy en día.

Al momento de ser consultado sobre la decisión que tomaron EuroBasket y NBA de no ceder jugadores a las ventanas internacionales, Benaghi sostiene que desfavorece al deporte porque obliga a la selección a utilizar jóvenes sin mucha experiencia en grandes partidos de básquet.

El básquet argentino escaló varios puestos en la rama femenina. ¿Cómo ves este fenómeno?

– Me gusta mucho que las mujeres practiquen el deporte, tienen muy buenas condiciones. Es una muy buena iniciativa, espero que Argentina sepa aprovechar a las deportistas y que escribamos varios capítulos en la historia del básquet femenino.

 

Tadeo Pittari. Segundo B. Turno mañana.