Los días pasan y Donald Trump no muestra señales para ayudar a México

Un México devastado aguarda por la ayuda de Estados Unidos.

Federico Quiroga.

Cuatro días después y luego de varias críticas y presiones, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump llamará a su par mexicano, Enrique Peña Nieto, para solidarizarse por el terremoto que los azotó el pasado jueves 7 de septiembre, dejando hasta el momento un saldo de 96 personas muertas y cientos de heridos, así lo informó la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee.

El Servicio Geológico de Estados Unidos confirmó que el terremoto que golpeó a la ciudad de Chiapas, tuvo una magnitud de 8.2 grados Richter y fue superior a la fuerza que en 1985 devastó en gran parte al país vecino. Al momento del temblor, México se encontraba alistándose para enviar ayuda humanitaria a Texas para las personas que fueron desplazadas por el huracán “Harvey”, ocurrido a fines de agosto pasado.

Debido a las afectaciones en Oaxaca, Chiapas y Tabasco, y los daños ocurridos en Veracruz a causa del huracán “Katia”, el gobierno mexicano debió cancelar el envío de ayuda a Texas para poder ayudar y enfocarse en las familias afectadas por el temporal en el país.

A pesar de la buena predisposición de México, Donald Trump aún no ha enviado un mensaje de apoyo o condolencias. Algunos diarios como “Los Ángeles Times” criticaron fuertemente su postura: “El silencio de Trump, mientras la cifra de muertos por el temblor subía, fue visto como otro signo de actitud fría del Presidente hacia México”, indicó el periódico de la Ciudad de Los Ángeles.

El Secretario de Estado, Rex Tillerson tuvo una conversación con Luis Videgaray, titular de la Secretaria de Relaciones Exteriores, y señaló que Estados Unidos esta a disposición de México para ayudarlo tras los fenómenos naturales que sufrió: “El secretario enfatizó al canciller Videgaray que el gobierno de Estados Unidos está listo para ayuda a nuestros vecinos en México en este momento difícil”, señaló en un breve comunicado del Departamento de Estado.

El que expresó sus condolencias y su solidaridad con el pueblo latino fue Gregg Abbott, gobernador de Texas, que además ofreció cualquier tipo de ayuda para la reconstrucción del país: “Nuestros corazones están con las víctimas de esta devastadora tragedia y sus familias, y así como México se mantuvo con Texas en nuestro momento de necesidad, Texas estará con México y ofrecerá cualquier ayuda y asistencia que podamos para recuperarse después de este desastre”, sostuvo Abbott.