Sergio Petrone: “En el Dakar 2015 pasé dos días en el desierto»

El motociclista participó consecutivamente de cinco ediciones de la tradicional carrera y se prepara para volver en 2019.

El corredor de motocross y cross country, oriundo de Ezeiza, charló con Pirámide Invertida habló sobre su experiencia participando del Rally Dakar.

-¿Cómo fueron tus inicios en el motocross? ¿Hubo alguien que te inspiró a hacerlo? 

-En realidad me inspiré solo de chico cuando vi una competición hace muchos años. Fue en los Bosques de Ezeiza, en donde había un circuito de motocross. Vi una carrera a los 8 años y pensé que sería interesante correr en moto y hacer este deporte. Desde ese momento en adelante empecé a pensar en eso y después me puse a trabajar. A los 15 años pude tener mi primer competencia debutando con una moto Honda Cr 80 en un campeonato de la provincia de Buenos Aires.

Participaste en varias ediciones del Rally Dakar. ¿Qué recuerdos tenés? 

El Dakar fue algo especial para mí porque ya había participado en algunas competencias internacionales, pero no tan grandes.  Es una competencia en donde vienen competidores de todo el mundo a correr y corrieron aproximadamente entre 180 y 190 motos. Hubo pilotos campeones en su país, campeones mundiales, así que fue muy importante estar ahí, la sensación de que 2 millones de personas vean cómo estás partiendo fue muy bueno, sin contar la cantidad de gente que te mira por televisión. Tiene una repercusión muy grande y es una carrera aún más grande. Te motiva mucho estar ahí compitiendo.

En las ediciones 2011, 2012, 2013 y 2014 no pudiste completar el circuito. ¿Por qué?

Las dos primeras carreras se me complicaron mucho porque las tomé más como aprendizaje y no habia hecho una preparación importante quizás como si lo hicieron otros pilotos. Arranque muy bajo, me costó bastante poder llegar, me dedique más que nada a conseguir el presupuesto y mi preparación estaba más dirigida a eso con la gente de mi equipo. Después el segundo Dakar estaba un poco mejor armado, pude comprarme una moto mejor tambien, que fue una Yamaha nueva que la trajimos de España.

En 2013 no pude terminar porque tuve mala suerte por el clima, me agarró una tormenta muy fuerte, un alud cruzando un río y me arrastró junto con mi moto faltando dos etapas. Eso provocó que entraran piedras y agua al motor y además todo lo que venía arrastrando ese río. Al otro día quise arrancar pero se había roto la moto.

En 2014 tuve varios problemas, fallas eléctricas, fallas de la moto porque habían llegado de España unos tres días antes del inicio de la competencia. Además de que me quedé ayudando a un piloto en cuadriciclo y perdí mucho tiempo. Largué tarde y quedé fuera.

En 2015 me dediqué a tratar de llegar y dije `a partir de ahora voy a tratar de ayudar menos a otros pilotos (se ríe) porque quiero terminar la carrera`.  Me concentré en terminarla y por un buen trabajo mío y de mi equipo pude lograrlo. Estaba para terminar entre los 40 o 45 primeros pero estuve dos días en el desierto debido a una falla en la moto y quede atrasado, finalizando en el puesto 77. Igualmente es una buena posición ya que eran 180 los corredores en esa oportunidad.

¿Qué competencia te espera en el futuro?

Estamos trabajando para poder participar del Campeonato de Enduro de Verano en 2018 y para el Dakar 2019. La edición 2018 la dejamos un poco de lado porque hay una situación difícil en el tema económico y político, entonces nos vamos a preparar mejor para la edición 2019.

Por Iván Zamora