El tenis universitario y una ventana al profesionalismo

Tiene un fuerte desarollo en los Estados Unidos y es una gran esperanza para todos los jóvenes tenistas que aspiran a crecer en el circuito.

Es sabido que el tenis es uno de los deportes más caros para practicar y más si uno quiere llegar a vivir de él. Los viajes, la ropa, las raquetas y los encordados, entre otras cosas, implican un gasto bastante elevado que muchas veces es difícil de afrontar por los jugadores y sus familias.

Valentino Caratini es uno de los jóvenes argentinos con la posibilidad de vivir esta experiencia y cuenta còmo tomó su decisión. “Hace 2 años terminé como N°3 del país en Sub 16 y después me dediqué a un ranking ITF para clasificar a los Grand Slam. Terminé N°74 del mundo en menores de 18 y quedé a nada de jugar los Grand Slam Junior.  Gracias a todo esto me llegó la posibilidad de decidir entre seguir intentando como profesional o ir a los Estados Unidos, en donde me ofrecen una beca para estudiar allá y seguir jugando al tenis universitariamente, así que en Enero de 2018 ya me voy para allá.”

Esta modalidad cuenta muchas ventajas para quienes la aceptan. Además de la experiencia de vivir en otro país, pueden dedicarse 100 por ciento a jugar al tenis, ya que los entrenamientos tienen un promedio de 20 horas semanales y un detalle que marca la diferencia es que una vez terminada la travesía vuelven al país con un título universitario.

Varios jóvenes aceptan la propuesta ya que el tenis al ser individual es muy costoso de afrontar. Son las familias quienes bancan los gastos y muy pocas veces aparece gente de afuera a querer ayudar. Caratini cuenta una de sus sensaciones: “Acá con mi familia tenemos que pagarnos todo. Viajes, ropa, raquetas, un entrenador. Así que la decisión la tomé mas por el lado de lo económico, porque quieras o no, tenes un poco de presión si tu familia te banca y a veces los resultados no se dan.”

A pesar de no contar con otorgamiento de puntos para el ranking ATP, el nivel, tanto tenístico como organizativo, no parece ser un problema. “Jugás a un nivel altísimo contra chicos de todas partes del mundo. La organización es muy buena porque además de darte todo, es un sistema de juegos por equipos donde podes ser local o visitante y contás con un equipo de kinesiólogos, preparadores físicos, profesores de tenis y además jugás mucho más suelto, te libera de un montón de presiones”, contó Valentino.

“Ahora me estoy preparando para dar un examen internacional, me estoy entrenando mucho en canchas de cemento porque allá es todo en esa superficie, casi no hay polvo de ladrillo. Fue la mejor decisión porque no voy a tener que adaptarme tanto cuando empiece a jugar en Estados Unidos y además me ayuda a mejorar mucho en lo físico”, comentó en relación al calendario para el 2017.

Valentino Caratini comenzará sus estudios en enero de 2018 y representará a Baylor University, del estado de Texas.  Seguirá la carrera de finanzas con una duración de 4 años. Su caso se suma a los de jugadores universitarios como Axel Geller (finalista en Wimbledon y US Open en 2017) de la categoría Junior y el sudafricano Kevin Anderson, quien fue jugador universitario y cayó en la final del último Grand Slam del año frente a Rafael Nadal.

Por Lucas Goloboff