Federico Molinari: El Señor de las Anillas

El gimnasta recuerda sus inicios, cuenta su paso por la televisión y adelanta sus nuevos objetivos en el deporte.

Federico Molinari, uno de los máximos atletas argentinos, dialogó con Pirámide Invertida y contó sobre cómo comenzó su carrera y su pasión por el deporte. Además, adelanta que «el gran objetivo es el Mundial de Canadá que se va a disputar en octubre. La idea es volver a los primeros planos a nivel internacional».

-¿A qué edad empezaste con la Gimnasia artística? ¿Dónde comenzaste?

-Empecé a los 4 años, en el Club Atlético San Jorge. Me acerqué gracias a mi papá, Fernando. Él me guió siempre con muchos deportes y cuando me dijo que me tenía que enfocarme en uno solo yo practicaba gimnasia artística, básquet, tenis, natación, pelota a paleta y golf. Elegí y hoy mi pasión es y será la gimnasia.

-¿Qué recordás cuando a los 15 años te fuiste de tu ciudad natal para ir a Buenos Aires?

-El primer año no fue fácil, extrañaba a mi familia y a mis amigos. De a poco me fui adaptando y conociendo gente en Buenos Aires. Finalmente me acomodé bien, y por sobre todas las cosas, empecé a tener grandes resultados deportivos que me me ayudó a darme cuenta que la decisión era la correcta.

– ¿Cuándo te diste cuenta que las anillas eran tu especialidad?

-Desde juvenil me iba muy bien en este aparato debido a que tengo mucha fuerza en los brazos. En el año 2008 por una lesión de rodilla me dediqué a entrenar cien por ciento anillas y logré un gran cambio. Desde ahí me focalicé más de lleno a esta disciplina.

-¿Quién fue tu primer entrenador en esta disciplina?

-Mi primer entrenador fue mi papá. Entrené con él desde los 4 y hasta los 18 años. Luego seguí en Buenos Aires con Vladimir Makarian. A nivel nacional mi primer torneo fue en Rosario, un campeonato provincial.

-¿Qué significa en tu carrera el Centro Nacional de Alto Rendimiento?

-Mucho. Me ayudó a dar un salto de calidad en mi entrenamiento. Es un centro al nivel de los mejores del mundo.

-Llevás muchos años en el deporte. ¿Cuál fue tu mayor logro deportivo?

-La final olímpica en Londres 2012.

-¿Cómo fue la experiencia de ser un atleta olímpico?

-Fue un sueño cumplido; lo que busqué durante toda mi vida. Una experiencia inolvidable que me va a quedar por siempre grabado en la memoria. Sentí que había logrado en gran objetivo. Eso es algo que te da una sensación de alivio y satisfacción inexplicable.

-¿Cómo fue que llegaste a la televisión?

-Después Londres 2012 me llegaron muchas ofertas para teatro (participó de «Stravaganza») y televisión. Algunas las acepté y hubo otras que no. Haber estado en «Combate» fue una gran experiencia. Siempre traté de aportar mi conocimiento como deportista, tratando de mostrar a través del ejemplo de qué manera se hacen las cosas y como se maneja un equipo.

Por Bautista Miretti