El rugby recuperó su lugar en los Juegos Olímpicos

Los jugadores de rugby seven de Fiji, ganadores de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, hacen el haka, previo a uno de sus partidos.

Luego de reiteradas oportunidades en las que se reclamó por la inclusión del rugby como deporte olímpico, 92 años después se lo incluyó nuevamente en los Juegos Olímpicos. Pero, ¿cuáles fueron los motivos de excluirlo y ahora incluirlo en el formato olímpico? ¿Por qué ahora y no antes? ¿Quiénes estuvieron involucrados en esta decisión? Estas preguntas se hacían los fanáticos de esta disciplina que surgió en Inglaterra.

En 1900 el deporte oval hizo su debut olímpico en París, con jugadores que eran amateurs y algunos semiprofesionales. Pasaron 8 años para reaparecer en los Juegos, pero con demasiadas polémicas. Francia, Gales e Inglaterra no presentaron equipo, debido a que se encontraban de gira. Australia fue el ganador de la medalla de oro.

Debido a la Primera Guerra Mundial, recién en Amberes 1920 se volvió a celebrar este evento y Estados Unidos fue el gran protagonista, luego de conseguir el primer puesto.

En 1924 fue la última edición del rugby en los Juegos Olímpicos, más precisamente en París. Nuevamente el equipo americano resultó el ganador , ganándole a Francia, con un partido también rodeado de muchas dudas. Una desafortunada invasión de campo dio mala fama a este juego, y el COI (Comité Olímpico Internacional) lo dejó de considerar como un deporte “serio”. Una larga ausencia para un deporte que habia estado presente en tres de los primeros cuatro juegos.

Países como Italia, Corea del Sur y la Unión Soviética intentaron incluir nuevamente al rugby, pero siempre se encontraron con una negativa. La Rugby World aludía que sus normas obligaban a que los jugadores debían descansar durante un lapso de siete días de un partido a otro. Debido a esto , era complicado poder estar dentro de la programación, ya que el evento olímpico solo dura dos semanas. Además, el COI no admitía nuevos deportes en el programa, hecho que cambia ya que habían excluido el sóftbol y el béisbol en los juegos.

Pero el panorama cambió en 2002, ya que se presentó un plan para la inclusión del rugby de seven. El marketing y la inversión del dinero, más la predisposición de varios ex jugadores, fueron las herramientas que utilizaron los dirigentes de este deporte para llamar la atención del público y del mundo olímpico, inclusive se invitó a dirigentes para asistir a la Copa del Mundo de Seven en Dubai que se celebró en el 2009.

Recién en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, con la inclusión del rugby Seven se produjo la inclusión del rugby en el programa olímpico. Fiji se coronó como el campeón indiscutido de esta edición luego de una contundente victoria por 43-7 a Gran Bretaña, obteniendo su primera medalla en su historia en los juegos.

Desde aquella última edición de 1924 se vivieron momentos muy intensos. Guerras, polémicas y diversos motivos impidieron el retorno de esta disciplina, con fanáticos en todas partes del mundo.

Luego de 92 arduos años, y una espera que pareció interminable, se pudo ver nuevamente a este interesante deporte en el programa olímpico.

 

Autor: Jonathan Martínez, Segundo B, turno mañana.