¿Qué hay después de Del Potro?

Camilo Ugo Carabelli tiene 18 años y es una de las grandes promesas del tenis argentino.

Se encuentra en el puesto 785 del ranking ATP y tiene en su haber 24 puntos en single. En dobles se ubica 545° (suma 97 puntos) y en julio se consagró campeón del dobles junto a Facundo Mena en un torneo de Colombia. Pero a sus 17 años, la mayor satisfacción para Camilo es vestirse de albiceleste. “Representar al país tanto en la Davis Jr. como en el sudamericano y en el mundial son torneos distintos. Es lo más lindo que hay ir a representar a tu país, jugar con la remera y que atrás diga Argentina es una experiencia única”, le cuenta a Pirámide Invertida.

El último torneo disputado por el chico que vive en Belgrano en este 2017 fue un Future de la Ciudad de Rosario. Fue una buena actuación pese a haber caído en semifinales. Lo cuenta él: “Me sentí muy bien, jugando muy ofensivo y sintiendo todos los golpes. Me fui con una sensación amarga en semis porque tuve chance de llegar a la final, era un partido bastante bueno para llegar a una final de Future,pero ya se va a dar. En cuanto a la organización, el torneo estuvo muy bien organizado, el club era muy lindo así que me queda una muy buena sensación del torneo.”

En el repaso de su corta pero intensa carrera, esa en la que todos lo marcan como el próximo tenista argentino en meterse en el circuito con fuerza, encuentra fácil el partido más importante que lo tocó disputar. “Uno de los mejores partidos fue contra uno de mis mejores amigos que me dio el tenis como lo es Bautista Otegui. La final que jugamos en Alemania en un torneo importante a los 14 años. Jugamos en contra y parecía un torneo profesional. Me sentí muy bien porque además había bastante gente mirando, fue un partidazo”, recuerda.

Como todo tenista juvenil, tiene la suerte de realizar entrenamientos con grandes figuras del circuito tanto nacionales como Pico Mónaco, Juan Martin Del Potro y Charly Berlocq o internacionales como el japonés Kei Nishikori, el italiano Fabio Fognini, el serbio Janko Tipsarevic o el uruguayo Pablo Cuevas, entre otros: “Algunos te aconsejan o te preguntan cual va a ser tu calendario o te preguntan qué estuviste jugando y cómo te fue. Uno de los que me aconsejó bastante fue Charly Berlocq. Te ayuda mucho. Otro es Pico Mónaco, pero todos te dan algún tip y ya el solo hecho de entrenar con ellos es una oportunidad única para nosotros a esta edad». Todos le destacan su potencia para llegar a la red. El tiempo lo contará.

Por Lucas Goloboff