La última apuesta en la carrera de los smartphones

Sale al mercado el Galaxy Note 8, el más grande de los celulares de Samsung, para recuperar terreno perdido después de lo sucedido con su antecesor, el Note 7

Samsung presentó el 26 de agosto del 2017 el Galaxy Note 8, el de mayor tamaño de sus smartphones, anticipándose a su competidor directo, el Iphone 8; el evento fue llevado a cabo en el Unpacked, Nueva York. Participaron varios periodistas y fue trasmitido en vivo por el sitio oficial para el resto del mundo.

Luego de que el año pasado la empresa surcoreana debió retirar del mercado el Note 7 por problemas que provocaba la batería, que podía explotar, especialmente en las aerolíneas, lanzó su séptima generación. Habían salteado la sexta para estar igualado con su hermano el Galaxy S, pero la compañía asegura que esta generación no tendrá ningún problema al igual que no lo tiene el Galaxy S8.

Podemos resaltar sus puntos destacados como el diseño del Infinity Display, una pantalla casi sin biseles, de frente completo y de borde a borde, manteniendo la curvatura, con un tamaño de 6.3”, la más grande de todos los Note. A pesar de ser gigantesco se lo va a poder manejar con facilidad según los aficionados que ya tuvieron la oportunidad de verlo en primera persona.

La renovación también llego en el S PEN, el lápiz que caracteriza al Note desde sus primeros lanzamientos por el 2011. Se podrá escribir con más precisión: al igual que cuando toma nota con una birome y papel, se tendrá la misma sensación con el S PEN, ya que trae una punta más fina, de 0,7 mm a diferencia del Note 5 que traía 1,6 mm, acercándose más al tamaño de la lapicera, con un botón en su costado que permitirá borrar con total facilidad. Otras de las características a destacar es que se va poder crear GIF animados, algo que es muy utilizado por los usuarios de las redes sociales. También permite capturar con facilidad  lo que se observa en la  pantalla para luego anotarlo; tiene 4096 niveles de presión, especial para los amantes del dibujo, o diseñadores gráficos gracias a que utiliza tecnología de Wacom.

Siempre que se habla de un teléfono móvil que recién es lanzado, no se puede olvidar la cámara. En su parte trasera traerá una doble cámara al igual que su hasta ahora competidor, el Iphone 7 plus. Trae una herramienta llamada Live Focus que permitirá resaltar la parte que se va a enfocar y dejar un fondo fuera de foco, para editar las fotos de varias maneras, incluso después de haberlas tomado.

En lo que respecta al rendimiento, trae el mismo procesador AP de 10nm pero esta vez con 6gb de RAM, más veloz. Ratificará un rendimiento óptimo en losjuegos, sin que se agote rápido la batería: ésta será más chica, de 3300 mAh, comparada con el Galaxy S8, que ofrece una de 3500 mAh. También es resistente al agua y el polvo; para recompensar la menor autonomía, aparte de su tradicional método de cargar por USB, ofrecerá una opción inalámbrica, con una base de carga, que se tendrá que comprar aparte.

Pirámide Invertida consultó en empresa Personal si hay fecha estimada para la venta al público: “La verdad que no sabemos si vamos a vender con línea el Samsung Galaxy Note 8, quizás sólo se consigan liberados, pero todavía no nos avisaron nada, mucho menos tenemos idea del precio. Lo único que tenemos por ahora a la venta es el Samsung S8 y el S8 Plus. Ronda el valor entre $15.000 y $17.000 respectivamente. Según el plan que adquieras puede llegar a variar”, comentaron allí. En Compumundo fueron también precavidos pero se animaron a dar una estimación sobre la fecha. “Creemos que para mediado de noviembre vamos a tener ya en nuestros locales el Samsung Note 8, se lo va a vender liberado, pero no tenemos todavía un precio estimativo. Pero va a estar muy por encima del Samsung S8 y S8 Plus, que arrancan en $20.000 y $23.000”, señaló el vendedor.

Los argentinos deberán esperar hasta noviembre para tener novedades al respecto. En Mercado Libre se puede observar que ya hay preventa y sus precios no son nada accesibles, ya que se habla de alrededor de $30.000. En Estados Unidos va a rondar cerca de los 1000 dólares.

Eduardo Somma y Juan Schwartzman