Una mirada a la actualidad y al futuro del tenis argentino

¿Qué tenistas jóvenes podrán imponerse en los próximos años? ¿Qué pasa con la rama femenina?

El futuro del tenis nacional siempre es una incógnita. ¿Habrá jugadores top después de Juan Martín del Potro? ¿Podrá la Argentina volver a levantar la Copa Davis? La respuesta parece que es afirmativa.

En Wimbledon Junior de este año se vio a la mayor promesa tenística de nuestro país: la aparición de Axel Geller (18). El joven nacido en Pilar y radicado en Estados Unidos alcanzó la final en calidad de singles y se transformó en el primer tenista junior argentino en llegar a dicha instancia (cayó frente al español Alejandro Davidovich Fokina en sets corridos en la definición) y fue campeón en dobles junto al taiwanés Yo Hsiou Hsu. Vivió una semana de ensueño ya que llegaba a este Grand Slam triunfando en el G1 de Roehampton.

Pero el caso Geller no es el único. Martín Vassallo Argüello (ex 47° ATP) brinda su opinión en Pirámide Invertida: «Hay jugadores juveniles que les está yendo muy bien a nivel internacional. De trabajar bien, con seriedad y proyectando a largo plazo los trabajos que se hagan, seguramente se irán insertando como la camada 90´». Otro ex tenista, Juan Pablo Brzezicki (ex 94° ATP), cuenta su parecer al respecto: «El futuro del tenis acá en Argentina lo veo bastante bien. Estuve yendo a los torneos Juniors y hay un muy buen nivel de chicos. Creo que el que mayor proyección tiene es Thiago Tirante (16 años), el chico Báez (Sebastián – 16 años). Hay muchos, pero obviamente hay que hacer hincapié a la etapa formativa y darles mucho apoyo.»

Mientras se miran las raíces, lo inmediato marca el repechaje ante Kazajistán por la Copa Davis y el capitán del equipo nacional, Daniel Orsanic, se encuentra viviendo un momento de «crisis» al no saber con que jugadores podrá contar. A la ya conocida baja de Juan Martín del Potro, se le suman las ausencias de Leonardo Mayer, Federico Delbonis, Horacio Zeballos y Carlos Berlocq. El único confirmado es Diego Schwartzman, quien vive la mejor temporada de su carrera. El campeón del mundo pasa un momento de sumo riesgo. Su rival, dispone de Mikhail Kukushkin (103°) como su mejor raqueta (derrotó a David Ferrer en la primera ronda del Us Open).

El post Argentina campeón de Copa Davis pudo ser un punto de inflexión, pero terminó siendo un declive. Luchando por la permanencia en el Grupo Mundial, pocos torneos Futures disputados en el país, estas son algunas de las causas del «caos».

La esperanza, a futuro, queda en manos de los jóvenes comandados por Axel Geller, Thiago Tirante, Sebastián Baez. Para eso, la AAT (Asociación Argentina de Tenis) deberá llevar a cabo una tarea más profunda con los juveniles y no solo con los caballeros:  el tenis femenino se encuentra en un momento complejo. Vassallo Argüello comentó al respecto: «Hay una cuenta pendiente con el tenis femenino. Todavía falta mucho por hacer y estamos lejos de los resultados que deberíamos tener, debido a la tradición por este deporte que hay en Argentina.» Su punto de vista, interesante, se refleja con la actualidad, ya que la tenista mejor ubicada de nuestro país es Nadia Podoroska, que con 20 años está en el puesto 206° WTA. Es preocupante, considerando que Gisela Dulko llegó a estar 26° del mundo en noviembre del 2005 (singles) y que alcanzó la cima en dobles, en noviembre del 2010. Después de la esposa de Fernando Gago, recién Paula Ormaechea fue la mejor rankeada: 59° en octubre del 2013 (actualmente 575°).

 

Por Lautaro Chade