De Venezuela a la Argentina, en busca de un nuevo comienzo

El testimonio de un ciudadano del castigado país caribeño, que llegó a Buenos Aires en busca de una mejor calidad de vida y de concretar sus sueños

La crisis económica y política que hoy vive Venezuela hace que muchos ciudadanos de ese país elijan dejarlo para buscar mejor suerte en otros lugares, y la Argentina es uno de los puntos marcados en sus mapas.

El país caribeño atraviesa una de las etapas más negras en su historia, con escasez de comida y violencia en las calles. Estos problemas y tantos otros hacen que muchos ciudadanos migren hacia países hermanos, por ejemplo Colombia, pero también unos pocos deciden apostar por otros lugares, como la Argentina, un país con una cultura y una educación extraordinaria para ellos, que les abre las puertas a todos quienes luchan por dignificarse en la vida y lograr sus proyectos y objetivos.

Adolfo Lopeza tiene 33 años y es de Venezuela; lleva 5 meses en la Argentina, donde apuesta por un mejor futuro para él y su familia, que permanece allá. “Primeramente, venir a la Argentina fue por mi carrera, soy técnico de sonido, opero bandas y Buenos Aires tiene mucha movida cultural, no solo musical”, dijo. Previamente, antes de decidir arribar a nuestras tierras, tuvo un paso por Colombia, donde no tuvo mucha suerte, ya que culturalmente el país cafetero miraba de reojo a todos aquellos extranjeros que cruzaban la frontera: “Yo fui a Colombia el año pasado, buscando establecerme, pero Colombia a nosotros no nos da esa plataforma y tampoco nos da un DNI o un permiso para estar dentro del país mas de tres meses. Solo Argentina nos lo da por el tema del Mercosur y puedo estar acá por dos años legalmente”.

Hay que decir que la Dirección Nacional de Migraciones le otorga al extranjero un DNI provisorio en el cual pueden estar dentro del país, dándole así la posibilidad de ejercer cualquier actividad laboral, educacional y de Turismo Abierto. Adolfo realiza sus estudios universitarios sin ningún inconveniente, y actualmente trabaja en un Multiespacio Cultural como cajero.

La familia de Pepe, como lo llaman sus amigos, está constituida por su mamá, su papá y sus hermanos, todos ellos residentes en Venezuela: “Una de las razones por las que estoy acá también es para ayudar a mi familia, les mando algunos dólares para poder ayudarlos. Me gustaría que mi mamá viniera acá un tiempo, sobre todo porque ya está mayor”.

Hoy la Ciudad Autónoma de Buenos Aires alberga una gran cantidad de extranjeros, por eso nos contaba que siempre se cruza a muchas personas con acentos diferentes: “Tú caminas por una esquina y escuchas dos o tres idiomas diferentes en tan solo una cuadra y también como hay una inversión extranjera en el país”.

Por último, dio su opinión de los argentinos y cultura: “Pienso que son bastantes nacionalistas, les encantan sus costumbres, su producción, su música, sus comidas y eso es importante, también es una de las razones por las que Venezuela esta así, por cultura: siempre nos gustó lo importado, consumíamos todo lo que es de afuera, no solo lo material sino también lo artístico, como la música”.

La idea de Adolfo es poder recibirse, formarse como profesional y luego regresar a su país natal, aunque también está en sus planes quedarse en Argentina. De ser así, bienvenido, Pepe.

Eros Ledesma, Nicolás Soria y Alex Pinilla