El básquetbol 3 contra 3 será olímpico

World Cup 3x3. Francia, 2017

El Comité Olímpico Internacional decidió que el básquetbol de 3 contra 3 será incluido en el programa de deportes para los Juegos Olímpicos que se desarrollarán en Tokio en 2020.

Todavía está muy fresco el recuerdo de los Juegos Olímpicos disputados en Río de Janeiro el año pasado, pero el universo deportivo es totalmente dinámico y ya  se debe pensar en los siguientes, que se llevaran a cabo por cuarta vez en la historia en suelo asiático. Como es de común conocimiento, en 2020 Tokio volverá a ser sede, tras haberlo sido también en 1964.

Para ello, el COI (Comité Olímpico Internacional) presentará un renovado programa que, por ahora, consta de tres deportes nuevos. Uno, es el BMX Freestyle, el cuál asegurará un acercamiento potencial de una audiencia más joven. También, para la natación, se aprobaron los 800 metros masculinos y los 1500 femeninos. Pero el más innovador y el más resonante de estos será el básquet 3 versus 3. ¿De qué consta esta disciplina?

El 3 vs 3 es una adaptación del tradicional juego de básquet, que se hizo muy fuerte y popular en los últimos años gracias a su dinamismo, apoyado por la llamativa habilidad y creatividad de sus practicantes. El cóctel perfecto para un espectáculo televisivo.

Cada equipo deberá presentar a cuatro jugadores, de los cuales tres serán de campo y el restante hará de recambio. El juego se desarrollará en lo equivalente a una mitad de cancha normal y con su único aro; donde se respetarán las medidas y reglas del área del básquet tradicional. Allí se disputarán 10 minutos netos de juego, donde por cada pelota muerta o infracción frenará el reloj. Antes de comenzar el mismo, los capitanes elegirán la cara de una moneda y así se determinará quién comienza en posición de ataque y quién, por el contrario, en defensa. Cuando se anota un tanto, el equipo que lo recibió pondrá en juego el balón haciendo un pase o toque. En caso de que se falle el tanto, y si la pelota la recibe el equipo defensor, deberá llevarla fuera del arco para poder jugarla nuevamente. Los valores de los tantos hacen diferencia, ya que uno dentro del área valdrá solo 1 punto, y no 2, mientras que uno desde afuera (“zona de tres”) hará acreedor de sólo 2 unidades. El ganador será quien logre llegar a la suma de 21 puntos, o quien finalice más arriba del marcador cuando el cronómetro llegue al tiempo acordado.

“Añadir otra categoría olímpica dentro del básquebol es algo genial”, confesó una de las estrellas de la NBA, LeBron James, con respecto a la inclusión de la refrescada disciplina. Lo cierto es que la que impulsó el proyecto fue la FIBA, ya que es la encargada de la organización y regularización de la práctica profesional de la misma, pero en donde EE.UU, pertinentes a su propio ente regularizador, serán ampliamente favoritos, ya que en sus calles existe el mayor auge de practicantes amateurs del 1vs1, 2vs2 y 3vs3 desde hace muchos años.

Estamos muy optimistas y confiados en que vamos a obtener la codiciada designación por el COI para que el 3×3 sea incluido en los Juegos Olímpicos. Cuando esto suceda, será una confirmación y celebración de nuestros esfuerzos. Hay una sola FIBA y un solo baloncesto, pero es una nueva fórmula que nos permitirá incorporar a la familia del baloncesto todas aquellas personas que estaban fuera de nuestra estructura y separadas del juego”, apuntó el presidente de la Federación, Horacio Muratore, hace unos meses cuando se presentó la propuesta formal al COI. El tiempo pasó y las cosas salieron como se las pensó. El 3  vs3, es olímpico.

                                

Berón, Enzo. 2do “A”, turno tarde.