La Fórmula 1 tiene otro caso de enemigos íntimos

El alemán Sebastian Vettel y el inglés Lewis Hamilton protagonizaron un incidente entre ambos que dejó mucha tela para cortar en el Gran Premio de Azerbaiyan.

Azerbaiyan fue el escenario de la última competencia de la Fórmula 1 y el incidente entre el alemán Sebastian Vettel y el inglés Lewis Hamilton se llevó todas las miradas.

Sebastián Vettel fue sancionado por la FIA con 10 segundos,  pero no fue un problema para ganarle en la vuelta 31 al inglés Hamilton, mientras entraba a boxes. A la hora de declarar, el alemán mantiene la calma, con ganas de limar asperezas con su rival; sin embargo, el alemán está enojado.

Defiende su posición y piensa que fue desleal la actitud Hamilton: “Me frenó dos veces. Eso no está bien. No entiendo por qué fui yo el único sancionado. Sólo le dije que eso no se hace”, declaró tras terminar la carrera y hablar sobre la suspensión.

Mientras, Hamilton, enojado y bastante orgulloso, dijo: “Sienta un mal precedente. Es malo para los pequeños que nos ven conducir y cómo nos comportamos. Han visto cómo se ha comportado hoy un tetracampeón del mundo. Espero que eso no se refleje en las categorías más jóvenes«.

Sin embargo, el piloto de Mercedes y tres veces campeón del mundo quiere seguir la disputa dentro y fuera de la pista: “Si quiere demostrar que es un hombre debe hacerlo fuera del coche y cara a cara”.

Hamilton no quiere arreglar las cosas, parece que esto lo pone más activo, le gusta la disputa y quiere que siga así por lo menos en lo que queda de campeonato: «No me importa esto realmente. No hay nada que pueda decir: está acabado y ya está», sentenció, añadiendo también que un piloto no debería hacer eso, despreciando la acción de Vettel por la que él se vio afectado.

Quiere ganar todas y cada una de las carreras venideras: “Lo que ha pasado no es correcto, pero lo más importante para mí es que he perdido la carrera por el reposa cabezas. En lo único que pienso es en mantenerme concentrado, en arrasar en las próximas 12 carreras, las quiero ganar todas», afirmó Hamilton.

Son los favoritos al título mundial. Esto hace que el campeonato se ponga más interesante. ¿Quién va a querer perderse las siguientes competencias?

Faltan doce carreras, doce premios, doce capítulos de estos grandes del deporte motor. Es una novela que apenas empieza.

Ambos son ídolos de sus equipos. Como un Boca-River, todos a la espera de lo que viene fecha a fecha, mientras tanto otros pilotos aprovechan la guerra Vettel-Hamilton para consiguir puntos, como en el caso de quienes lograron subir al podio en Azerbaiyan.

Daniel Ricciardo se llevó el Gran Premio siendo el más beneficiado del clásico de campeones. Segundo lo acompañó el piloto de Mercedes, Valtteri Bottas y tercero, con tan solo 18 años, el canadiense Lance Stroll, que por primera vez sube al podio.

La próxima parada será el Gran Premio de Austria, en dos semanas. Allí estarán todas las miradas de esta disputa por el campeonato 2017.

Geraldine Correa