Más cupos para el boxeo femenino en Tokio 2020

El boxeo femenino ya no es una novedad. En la Argentina, desde la aparición de Marcela ¨La Tigresa¨  Acuña, se han observado pugilistas de gran valor y cada vez son más las mujeres con títulos mundiales. Pero nuestro país no es el único que produce boxeadoras de nivel, sino que es un fenómeno a nivel global y la cantidad de profesionales se acerca cada vez más a la de los hombres.

Por esta situación, a falta de poco más de tres años para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el Comité Olímpico Internacional (COI) ratificó su intención de brindarles más protagonismo a las damas al confirmar que se agregaron dos categorías en boxeo femenino.

Si bien es una gran noticia para el mundo boxístico para las chicas, que pasará a contar con competencias en cinco categorías distintas, esto conlleva a un recorte en el boxeo masculino, que reducirá sus categorías participantes de diez a ocho.

Esta medida pertenece a una serie de modificaciones que anunció el COI con el fin de potenciar la participación femenina y las pruebas urbanas y de interés para los jóvenes, por lo que los próximos serán los Juegos con mayor presencia femenina de la historia.

También es un gran avance si se tiene en cuenta que la práctica fue catalogada como deporte olímpico hace apenas 5 años, en la previa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

«La introducción del boxeo femenino en Londres 2012 fue un éxito. Queríamos aumentar el número de categorías en Río de Janeiro en 2016, pero el objetivo es hacer esto para los Juegos de 2020 en Tokio», afirmó Wu Ching-kuo, presidente de la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Amateur) y miembro del COI.

La propuesta incluye la categoría pluma (hasta 57 kg) y superwélter (hasta 69 kg), que se sumarán a las que ya existen: mosca (hasta 51 kg) ligero (hasta 60 kg) y mediano (hasta 75kg).

El anuncio es bien recibido por el boxeo argentino, ya que le abre las puertas a, por ejemplo, la cordobesa Leonela Sánchez (54 kg.), quien nunca pudo participar del evento multideportivo más grande del mundo por no encajar en ninguna categoría.

 

Ezequiel Testa