María Baudrik: «El atletismo es un camino de ida»

Con una multifacética experiencia, habla de esta disciplina como una "adicción", una locura que pocos entienden

María Baudrik es una atleta de 35 años que se dedicó desde muy chica a correr y consiguió grandes objetivos. Ganó 4 campeonatos nacionales y participó en 2 panamericanos. Además, cumplió uno de sus sueños: participar en un Ironman, una de las pruebas más largas y difíciles ya que además de la maratón, implica natación y ciclismo.

Hoy en día, María vive en el barrio de Belgrano con su esposo y su hijo. Aunque dejó de correr, no se desligó totalmente del deporte y actualmente estudia y se dedica a entrenar a atletas de alto rendimiento que desean cumplir sus sueños, tal como ella lo hizo.

 

¿Qué te incentivó a realizar este deporte? ¿y a qué edad comenzaste?

Mi incentivo fue en la escuela primaria; tenía una profesora de educación física que era atleta y la admiraba muchísimo y a mí me encantaba correr y siempre la única materia que tenía todo diez era esa. Cuando empecé a ser adolescente me empecé a dedicar más que nada a la competencia con intercolegiales; en esos momentos no eran tan difundidos los deportes como ahora. Yo me iba a una plaza cerca de mi casa y corría alrededor y todos me miraban como si estuviera loca.

¿Por qué en Argentina crees que no se le da tanta importancia?

No es una disciplina que deje una recaudación. Siempre se mueve generalmente cuando hay un Panamericano o un Juego Olímpico. No hay interés detrás de estos deportes porque son muy unitarios y también pasa por una cuestión de las formas de gobierno más allá de la Secretaria de Deportes. Deberían darle importancia porque en nuestro país hay muchos talentos. Lamentablemente hoy si no somos fútbol, no llegamos a nada.

¿Cómo es tu entrenamiento diario?

Son bastante complejos porque el alto rendimiento lleva su tiempo; segundo, el objetivo que desees cumplir o que acordemos con el entrenador. Es hacer entradas en calor, pasadas de velocidad… Y si se llegan a preparar distancias largas, llevan más tiempo. Son casi 5 o 6 horas de entrenamiento.

¿Cuál es tu opinión acerca del doping en el atletismo? ¿Por qué crees que hay tantos casos?

Es muy amplio. Cada vez hay más porque en realidad lo que buscan es la fama y resultados rápidos sin pensar en las consecuencias. El consumo de ciertos estimuladores que no son buenos para la salud. Para mí es una locura, porque los objetivos se pueden cumplir en periodos más largos. Llegan a eso por querer figurar y ser alguien. Habría que tomar más consciencia por parte del entrenador y del atleta. Yo tuve circunstancias en donde me han ofrecido consumir y yo, consciente, lo rechacé.

¿Cuáles son las carreras o premios que más recordás?

Me acuerdo de todas las carreras, cada una tiene su historia. Hace 16 años que corro y cada una tiene su momento. Los campeonatos nacionales son los más destacados, porque lleva un entrenamiento más largo, llevan el día a día. Los recuerdos no son los trofeos si no el objetivo de llegar. Al verdadero atleta no le interesa el primer puesto si no el recorrido, aunque es lindo ganar, obvio. Lo lindo de este deporte es que conoces mucha gente, te hace muy solidario. El mayor premio que me llevé en estos años es el reconocimiento de la gente y obviamente los valores que se forman, como la humildad.

¿Qué significa para un deportista llegar a correr un ironman?

Para todos es un sueño correr una prueba tan exigente y tan suprema como es el Ironman. Todos los deportistas aspiramos a correrlo porque es como la distancia más exigente para exponer tu cuerpo. Yo me atreví y fue una experiencia excepcional desde que me puse el objetivo hasta el final de la carrera; se disfruta mucho el proceso. Todos los atletas decimos que no sos Ironman cuando cruzas la meta, si no cuando te lo planteas y vas viendo todo el proceso al llegar. Es muy lindo experimentarlo.

¿Cuál fue el motivo por el cual comenzaste a ser entrenadora?

En el 2011, cuando corrí Ironman, me sentí tan vacía que dije que con el atletismo hice todo lo que quise y me planteé el empezar a estudiar para entrenar y acompañar desde mi experiencia a los demás. Más allá de que soy entrenadora, tengo la posibilidad de capacitar a futuros entrenadores. Es hermoso poder explicarlo tanto como docente como deportista.

¿Entrenas a deportistas de alto rendimiento? ¿Qué exigencias tienen ellos y vos como entrenadora?

Entreno a deportistas de alto rendimiento. La exigencia que tienen ellos es porque quieren lograr triunfos, bajar marcas. Como entrenadora, tengo el objetivo de poder acercarlos hasta su sueño y tratar de cuidarlos en los entrenamientos para que no se lastimen ni lesionen. Me satisface ver los resultados. Todo esto es un pasaje de ida, la vuelta no existe. El atletismo es como una adicción, una locura hermosa. Me encantaría que ellos puedan llegar donde alguna vez yo estuve; eso se realiza con mucho sacrificio y paciencia.

Camila Pons