¿Racismo en un videojuego?

La quinta entrega de la aclamada serie de videojuegos Far Cry no es vista con buenos ojos por un grupo de gamers norteamericanos

El wallpaper principal del juego que despertó la polémica

Que el mundo está cada vez más loco lo sabemos, y que la intolerancia junto al racismo son moneda corriente de cada día, también; pero a veces encontramos nuevas formas de superarnos. Hace unas pocas semanas, la desarrolladora de videojuegos francesa Ubisoft anunció el nuevo episodio de su icónica franquicia Far Cry, y con un tráiler de presentación también se reveló un poco sobre su temática. Esta vez, la aventura se traslada desde el Himalaya (donde transcurrió Far Cry 4) al ficticio Hope County, en Montana, Estados Unidos, donde el principal enemigo a combatir es una secta religiosa conocida como “La Puerta al Edén”. Un interesante cambio en la trama que parecía ser bien recibido por los fanáticos.

Pero no a todos les gustó la idea, en especial a la organización de jugadores llamada “Gamers United”. Este grupo creó una petición a través de la plataforma online Change.org para que se cancele o en su defecto se cambie la trama del videojuego. Entre las recomendaciones que se hace a la desarrolladora se encuentran algunos pedidos como cambiar los villanos por unos “más realistas” e incluso sugieren que “el Islam está creciendo en América, así como la violencia entre pandillas”.

Al parecer estas personas se sintieron ofendidas de que los malvados de turno sean norteamericanos de etnia blanca y suman a sus sugerencias “agregar algunos negros y mexicanos”.

Otro de los “consejos” que dan es cambiar la localización del juego dependiendo del mercado al que apunte, alegando: «Entendemos que el antiamericanismo tenga atención en Francia, y no estamos diciendo que rechacen potenciales beneficios debido a las quejas. No quisieran ser comparados con uno de esos feministas hipócritas ¿no? Pero para América, ahora mismo, el antiamericanismo está acabado… Cambien el escenario de América a Canadá. Así no perderán potenciales jugadores por ofenderlos. Solo los estamos ayudando a ganar más dinero”.

La iniciativa lleva recolectadas más de 2.000 firmas, y aunque pareciera imposible que Ubisoft haga alguna modificación tan grande a su producto no deja de ser llamativa la línea de pensamiento que siguen algunas personas en la tan llamada “tierra de los libres y hogar de los valientes”.

Se puede conocer la petición completa en https://www.change.org/p/ubisoft-cancel-far-cry-5

Nicolás Albino y Martín Feijóo