“La noche de las frazadas”: un evento solidario que crece año tras año

Alrededor de 400 voluntarios participaron en el festival solidario que busca ayudar a personas que se encuentran en situación de calle

“La noche de las frazadas” es un evento impulsado anualmente por una agrupación denominada «Las manos que ayudan» y tiene como principal finalidad despertar el espíritu solidario de las personas. En este grupo, un conjunto de personas se encarga diariamente de ayudar a personas en situación de calle, extendiendo sus manos para brindar un abrigo a quienes más lo necesitan en estas noches de frío.

Esta organización, dependiente de la fundación “El Arte de Vivir”, ya hace seis años consecutivos que impulsa este acontecimiento y además de mantas y ropa, también recibieron alimentos no perecederos, con los cuales prepararan las viandas diariamente para repartir en las zonas de Once, Plaza Congreso y en las guardias de los hospitales Rivadavia, Fernández y Ramos Mejía.

Alejandro Muñoz, uno de los más de 400 voluntarios del festival, contó que «llevarle la comida en realidad es una excusa para involucrarnos y conocer a las personas, para que nos cuenten lo que les pasó, cómo fue que terminaron en la calle y crear con ellos un espacio de diálogo y reflexión».

Este año el evento se llevó a cabo en el boliche The Roxy (Niceto Vega 5542); el festival solidario incluyó actividades, shows, bandas en vivo, sorteos y puestos de comida. A pesar de que aún no hay confirmación oficial sobre la ayuda recibida, sí se sabe que en el 2016 se juntaron cerca de 1.500 frazadas además de la gran cantidad de comida, la cual es repartida diariamente en 15 puntos de la Ciudad a un promedio de entre 1200 y 1500 viviendas.

Claudia Fabeiro, coordinadora del grupo solidario, aseguró que «desde hace más de dos semanas que arrancamos con la recepción de donaciones y también replicamos el evento en otros puntos del interior. Este año tuvimos suerte, porque para esta época el frío suele ser mucho más intenso y los que duermen en las calles son los que más lo padecen, por ello es que hacemos esta colecta».

En uno de los videos reproducidos durante el festival, Antonia –una de las tantas mujeres que reciben una vianda con alimento- contó que «los lunes y martes vienen los chicos y, además de darnos comida, nos ayudan a sacarnos las preocupaciones que tengo y a compartir muchas cosas».

Para formar parte de alguna actividad diaria de solidaridad, ya sea cocinar, comprar alimentos, realizar una meditación, dar un curso de técnicas de respiración para eliminar el estrés, dar un aporte económico, etc, se debe enviar un correo electrónico a la casilla de email lasmanosqueayudan@gmail.com.

Marcos Roncaglia