La otra pasión de Bale

Figura en Real Madrid, el galés suele disfrutar del tiempo libre sobre las praderas, lejos de las presiones del balón

Todo aquel fanático del fútbol conoció a Gareth Bale por su increíble velocidad y despliegue en el campo de juego, pero muy pocos saben que aparte de la pelota, el galés tiene cierta simpatía por un palo y una bocha blanca. Tras lograr la coronación de forma consecutiva de la Liga de Campeones, ya es momento de pensar en la recuperación de su lesión de forma completa y de mantener un poco de tranquilidad.

Tal es así que la estrella de la selección de Gales participará del torneo Celebrity Cup 2017 de golf que se disputará el 1 y 2 de julio en su país natal. Lugar donde competirán 24 famosas estrellas de los países de Irlanda, Escocia, Inglaterra y Gales.

Una de las figuras que estará en dicha competición se trata del ex futbolista y compañero de selección, Craig Bellamy. El ex Newcastle, Liverpool y Manchester City entre otros, aparte de compartir terreno futbolístico, ahora lo harán sobre el campo de golf.

No es la primera vez que Bale se postula para medirse con otros golfistas en dicha competición. Además, participó en el mismo evento realizado en 2015 en Celtic Manor Resort en el Reino Unido, donde Gareth y sus compañeros de selección conquistarían el trofeo en esa ocasión.

‘’No puedo esperar para competir en la Celebrity Cup una vez más. Esperemos traer la copa a casa para Gales”, exclamó la estrella de Real Madrid.

Hace aproximadamente dos años, una de las maneras en la que Bale manifestó el gran gusto y amor por este deporte, fue cuando construyó en su propio jardín de su casa en España tres replicas muy caras de algunos campos de golf. Entre ellas: el hoyo 11 del Augusta National, el 8 de Royal Troon y el 17 de Sawgrass.

Una de sus más grandes aspiraciones para el día que termine su carrera futbolística será dedicarse puramente al golf y, es así como a veces lo manifiesta en sus redes sociales.

Son muchos los protagonistas en el entorno del fútbol que después de tantos partidos y presiones, de los hinchas como de los mismos clubes que recaen sobre ellos, buscan aliviar sus vidas hasta llegar al punto de no pensar más en la pelota y poder disfrutar de otras cosas. Hay muchos casos: Carlos Tevez, Pep Guardiola, Andriy Shevchenko, entre otros, deciden comenzar nuevos horizontes en otras disciplinas, lejos de todo lo que están acostumbrados a vivir.