Prohíben en La Plata vender ropa con frases o imágenes que inciten la violencia de género

El Concejo Deliberante de dicha ciudad aprobó esta ordenanza luego de que se declarara en emergencia por esta problemática

Por la aparición de algunas prendas con ilustraciones que promovían conductas agresivas contra las mujeres, el Concejo Deliberante de La Plata dispuso una orden para impedir la comercialización de estos productos.

A partir de esta normativa, los comercios platenses no podrán vender ropa con inscripciones, leyendas, dibujos, grafitis o estampados que inciten a la violencia de género, y en caso de que esto suceda se les obligará a retirarlos; de no hacerlo, sufrirán multas y hasta clausura del local.

El concejal Jose Arteaga, autor de esta idea, dijo: «Debemos actuar para prevenir más casos de violencia de género. Para ello es fundamental terminar con los mensajes discriminatorios, que incitan al odio”.

Y agregó, en declaraciones a «Buena Gente», de Radio Provincia: “En muchos casos nos hemos encontrado con la broma como justificativo para la venta de este tipo de indumentaria. Lamentablemente esto se ha tomado como una forma divertida de expresarse, cuando lejos está de serlo ya que sacan a la luz e incitan a la violencia en nuestra sociedad”. Y dejó  en claro que está en contra de que la sociedad tome estos mensajes como algo normal: “Nos parece que la naturalización tiene que ver con una falta de educación, de cultura, de difusión y de promoción de lo que está pasando”, consideró.

Por otra parte, además de aprobar esta ordenanza, el Concejo Deliberante aprobó otro proyecto de ordenanza para crear 352 viviendas en la localidad de Melchor Romero, en La Plata, para mujeres que fueron víctimas de violencia de género. Las casas serán destinadas a las que estén en el programa “Ellas Hacen”, dedicado más que nada a madres de familias numerosas, con hijos con discapacidad o víctimas de violencia de género.

Esta declaración de emergencia por violencia de género en la capital de la Provincia consistirá en la entrega de un subsidio económico para asistir a las mujeres que sufren esta problemática, una creación de refugios, capacitación de todo el personal municipal, descentralización de políticas de género en todas las delegaciones municipales y la realización de intervenciones especializadas en violencia contra niños y adolescentes, entre otras medidas.

Martín Fernández