Una esperanza para los que sufren de Parkinson

Crearon una pulsera que contrarresta los temblores que provoca esta enfermedad, a través de micro-vibraciones inversas

Microsoft informó, en su conferencia anual de desarrolladores, que adquirió el invento de una pulsera que podría ayudar a detener los temblores causados por la enfermedad de Parkinson. «La tecnología tiene el potencial de ayudar a los pacientes de Parkinson y a controlar los síntomas que impiden las funciones regulares», informaron al finalizar el video en el que muestran los detalles del dispositivo.

Esta enfermedad afecta al sistema nervioso, provocando la falta de coordinación y de involuntarios temblores en brazos y piernas, principalmente, lo cual provoca la continua asistencia de otras personas, incluso en las tareas más simples como escribir o hasta la utilización de algún utensilio. Si bien no existe, aún, una cura para esta enfermedad, decenas de científicos han creado variados productos, como dicha pulsera, para controlar los temblores, pero sin éxito e incluso, en algunos casos, con resultados que empeoraban la situación de la persona.

La pulsera fue utilizada por primera vez por la ilustradora y escritora de 33 años Emma Lawton, a quien se le diagnosticó Parkinson a los 29. Los temblores en sus brazos ya no le permitían hacer su trabajo como antes; sin embargo, este artefacto, que a base de pequeños motores emite vibraciones contrarias a las generadas por la enfermedad, le devolvió la tranquilidad y mejoró su calidad de vida. Después de haberlo probado, entre lágrimas, Emma dijo: «Me hace olvidar del temblor”.

La empresa Microsoft, con el apoyo de Haiyan Zhang, amiga de Emma y directora del proyecto, son los artífices de dicho producto creado en Cambridge. Por el momento, la pulsera es utilizada sólo para las manos; la empresa decidió no poner el producto a la venta hasta obtener la versión final y posteriormente será puesta a disposición de otra empresa para así poder ser comercializada.

Zhang,en honor a su amiga, llamó a su invento “Emma”,  y su intención a futuro es poder ayudar a varias personas que padecen de esta enfermedad.

Facundo Sotelo, Diego Oliva y  Osmar Vallejos