Josefina Surraco: “Quiero disfrutar al máximo el momento que estoy viviendo”

La tenista es una de las representantes argentinas que viajará a China para disputar las Olimpíadas Universitarias

Josefina Surraco es una joven bonaerense de 20 años, vive junto a sus padres en San Martín y tiene una hermana mayor por parte del padre, pero no vive con ellos. Trabaja los sábados en una escuelita y en otro club enseñando tenis, no por mucho dinero, lo hace por lo que le genera estar con los más chicos. Se entrena por la mañana y estudia en la UBA por la tarde. Recibe ayuda económica de sus papás para poder participar de los torneos y cuenta que es muy difícil conseguir un sponsor que le banque la carrera. La inscripción a un torneo nacional o future cuesta alrededor de 500 pesos y la competición dura una semana, pero cada viaje para disputar un torneo, dos semanas entre hotel, comida, traslados y el certamen, Josefina debe desembolsar alrededor de 10.000 pesos.

Este año se llevará a cabo la 29ª Olimpíadas Universitaria de Verano, que maneja el Comité Organizador de Taipéi, China, y la tenista es una de nuestras representantes. En estos Juegos, en los que se convocaron a jóvenes desde los 17 años, asitirán un total de 200 atletas, en lo que será la delegación más grande de todas las que hayan participado en este certamen deportivo. También participarán 14 deportes como atletismo, básquetbol, esgrima, fútbol, gimnasia, gimnasia rítmica, judo, deportes acuáticos (natación, aguas abiertas), waterpolo, buceo, tenis y tenis de mesa, entre otras.

En la preparación a su próximo destino, que es China, Josefina nos cuenta de su vida, sus comienzos, cómo está viviendo el tenis y qué sensaciones tiene con esta nueva experiencia en su corta carrera.

– ¿Hace cuánto que venís practicando este deporte?

– Empecé a jugar desde los cuatro; iba a un frontón y jugaba con una pelota de plástico. Recién a los seis años empecé a practicar con un profesor, que me ha enseñado mucho. Desde aquel momento hasta la actualidad, no paré de entrenar y sigo aprendiendo.

¿Quién fue el que te impulsó para empezar esta carrera?

– Mi papá fue el que me acercó cuando veía que yo jugaba con mi pelota de plástico en el frontón. Siempre me llevaba a jugar con él y también me inculcó muchísimas cosas que fui aprendiendo día a día, como pegarle a la pelota, los saques, etc.

– Además del tenis, ¿Estás estudiando alguna carrera? ¿Cómo te manejas con el tiempo del estudio y las practicas?

– Si, estudio los lunes, martes, jueves y viernes la carrera de kinesiología en la UBA, me faltan tres materias para terminar el CBC. Con el tema de los entrenamientos me manejo bastante bien, entreno en el gimnasio a la mañana todos los días y después a la tarde practico.

– ¿Trabajás?

– Por ahora, voy a la escuelita de tenis del club San Martín, que queda en Villa Rafo y en otro club. Una de las cosas que más me gusta es poder enseñarles este deporte a los más chicos.

– ¿Lograste obtener algún torneo en tu corta carrera como profesional?

– El único que gané en mi carrera fue el g3, cuando tenía 17 años. Por eso es que mis próximas metas son lograr obtener más torneos importantes.

– ¿A qué tenista admirás por su forma de juego? 

– Admiro mucho a Roger Federer, me encanta absolutamente todo. Su juego, su técnica, no tiene errores, tampoco sufre muchas lesiones pese a sus 35 años. Es perfecto por donde se lo mire. Destaco mucho su cabeza, de cómo se desarrolla en todos los partidos que juega, en su manera de jugar también, que es distinta a la de ahora, es de otra época y es algo que me encanta. Todo lo que logró cambiar; antes era otra persona, pudo cambiar radicalmente su personalidad adentro de la cancha. En este momento de su vida no va a faltar el respeto, no va a revolear raquetas, no va a tirar una puteada ni nada de eso. Es un excelente jugador y como ya dije, me encanta todo de él.

¿Qué expectativas tenés con tu viaje a China?

– Tengo las esperanzas de poder jugar bien. Es muy difícil, porque hay que ver cómo es el nivel de los de afuera. Claramente mi gran objetivo es poder obtener una medalla, pero más que nada tratar de jugar bien, salir todos los partidos contenta de la cancha, poder demostrar mi juego y competir con gente de afuera. Disfrutar todos los partidos que me toquen jugar, hay que ver cómo se desenvuelve todo, hay que ir partido a partido y ser paciente. A nivel social, conocer gente nueva de otros países, vivir el momento al máximo porque es una experiencia única y vuelvo a decir, mi mayor objetivo es ganar una medalla, pero también disfrutar del gran momento que me está tocando vivir.

MICAELA FERNANDEZ