Mejorando el futuro desde las aulas

Gracias a los vecinos, Ciudad Oculta construyó la primera escuela primaria; actualmente 60 alumnos concurren al primer grado del colegio gratuito y el proyecto está planeado para recibir a 450 chicos

En la zona de Villa Lugano, con mucha fuerza de voluntad, los habitantes de la Villa 15 inauguraron la primaria en la parroquia Virgen del Carmen. «Estamos en la primera escuela del barrio, que abrió sus puertas el 6 de marzo y que construimos entre todos los vecinos con mucho esfuerzo» expresó el sacerdote, Damián Reynoso.

Los alumnos están distribuidos en dos aulas de primer grado y reciben desayuno, almuerzo y cena. Los chicos entran a las 8 de la mañana y se retiran a las 4 de la tarde. La escuela tiene orientación artística y por la tarde se dictan talleres de danza, música, tecnología, inglés y teatro.

Este proyecto comenzó en el año 2016, cuando la parroquia creó un jardín de infantes, y con la respuesta positiva de los padres, los curas ambiciosos y muy satisfechos con el resultado se animaron a más. Los vecinos lograron que la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) les cediera los terrenos, ubicados en la calle Santander al 5955. Con respecto a la construcción edilicia, los colaboradores repartieron sobres en todas las viviendas de la villa para recaudar fondos.

El sacerdote Reynoso sostuvo su intención de que la institución sea inclusiva para todos los chicos, especialmente para los recién llegados de Bolivia y Paraguay. Como el colegio tiene capacidad limitada, existe un filtro al cual respetar que comprende: la necesidad familiar; si la madre está soltera; si la familia posee muchos hijos; si los padres consumen droga. “Hoy una escuela, sobre todo en una zona así, tiene que tener un abordaje integral (desde lo médico, la alimentación, el acompañamiento psicológico, entre otros), debe ser un faro en medio de la noche para todas esas familias que lo necesitan», explicó.

Franco Niccolini, Lautaro Escobedo y Lucas Soto