San Lorenzo manda en soledad

San Lorenzo logró otro trunfo en la Liga Nacional por 81 a 60 sobre Bahía Basket. La gran diferencia la hizo en el tramo final del partido.

San Lorenzo venció, de visitante, a Bahía Basket por 81 a 60 en un encuentro correspondiente a la Liga Nacional de básquetbol de la Conferencia Sur disputado en el estadio Osvaldo Casanova y quedó solo en la punta del torneo con 94 puntos mientras que Weber Bahía se ubica tercero con 85. Los parciales fueron de: 19-9 para San Lorenzo, 20-15 se llevó Weber Bahía el segundo, 19-14 también fue para los dirigidos por Sebastián Ginóbili y, por último, el cuarto parcial se lo llevó El Ciclón por 33 a 12.

Durante el primer cuarto del encuentro, San Lorenzo fue quien manejó el ritmo de partido. Tanto en la ofensiva como en la defensiva logró imponerse. Apenas comenzado el primer episodio del cotejo, el conjunto de Sebastián Ginóbili se encontró 7 a 0 abajo hasta que luego de cuatro minutos logró tres puntos por medio de un doble que trajo consigo una falta que aportó un punto más. La baja efectividad en los ensayos de triples por parte del local -3 de 15-  y la alta velocidad de contraataque para quedar solo frente al aro fue la clave que le permitió a San Lorenzo irse arriba en el tanteador por un resultado parcial de 19 a 9 y con un mayor grado de efectividad en los tiros de tres puntos acertando en 8 oportunidades de las 11 que intentó.

Transcurrido el comienzo del segundo cuarto, al conjunto local no se le aclaraba el panorama. Las imprecisiones en los pases, los tiros libres y el Ciclón manteniendo el mismo ritmo de juego, intenso, con presión constante, y aprovechando cada oportunidad de concretar sacó una ventaja de 19 puntos promediando la mitad del cuarto hasta el pedido de tiempo muerto pedido por Ginóbili. Reanudado el encuentro, Bahía logró despertarse, afinó la puntería, y el tanteador de 30-11 a favor del equipo de Julio Lamas, se vio fuertemente reducido y, para la llegada del medio tiempo, el marcador  fue de 34 a 29 a favor del Ciclón.

Al comenzar el tercer capítulo, los bahienses redujeron la ventaja de cinco puntos que San Lorenzo había generado y pasaron al frente por 36 a 34. Llegando a la mitad del parcial los locales se encontraban con una ventaja de 41 a 38 y para los del Ciclón las cosas empezaron a dificultarse. Aparecieron las fallas en ataque, quedó mal parado en muchas ocasiones en la defensa y se topó con un potencial de juego por parte de Bahía. Las diferencias sin embargo no se hacían mayores. Desde que el equipo de Ginóbili tomó el liderato en el marcador, la diferencia no pasaba de los siete puntos. Faltando dos minutos para que finalizara el tercer cuarto, la diferencia volvía a ser para los visitantes por apenas 44 a 43. A falta de poco más de un minuto para que finalizara este cuarto Bahía y San Lorenzo no se sacaron diferencias y se fueron al descanso empatados en 48.

Ya entrando en el cuarto y último episodio con el marcador empatado, el juego se tornó más veloz. Sin embargo, San Lorenzo logró tomar la ventaja y en apenas cuatro minutos sacó una nueva ventaja de siete puntos. En la mitad del cuarto, antes del tiempo muerto pedido por Ginóbili, el marcador se frenó con un 63 a 53 a favor del conjunto de Boedo. Luego del pequeño descanso la diferencia la manejaban los conducidos por Lamas que se distanció por 16 unidades cuando faltaban poco más de dos minutos y ubicarse al frente con un marcador de 74 a 58. Faltando poco más de un minuto para que finalizara el cuarto, San Lorenzo sacó una ventaja de 21 puntos y se llevó el partido por 81 a 60.