Comodoro Rivadavia: lenta recuperación después de las inundaciones

A más de un mes del temporal que azotó al sur de Chubut por diez días, los vecinos todavía lo siguen padeciendo y la mayoría de ellos no tiene agua ni vivienda

A más de un mes del temporal que azotó al sur de Chubut por diez días, los vecinos todavía lo siguen padeciendo y la mayoría de ellos no tiene agua ni vivienda.

Luego de un mes y medio, Comodoro Rivadavia trata de reponerse del temporal que generó las inundaciones en la ciudad pero para esto tardará alrededor de dos años y medio, ya que los destrozos fueron muy grandes en los principales caminos y en más de 7 mil viviendas además de las dificultades para normalizar el suministro de agua en los barrios donde la intensidad de bombeo se redujo en un 30%.

El Instituto Provincial de la Vivienda de Chubut calculó que unos 500 hogares fueron destruidos totalmente o presentan riesgos para ser habitados después del temporal, mientras otros 7 mil sufrieron daños. Como las autoridades de la ciudad estiman que las tareas de recuperación demorarían más de dos años, se van a instalar módulos provisorios para las familias que perdieron sus casas. «La situación de la ciudad es crítica y llevará más de dos años ponerla de pie”, dijo Bortagaray, director del IPV (Instituto provincial de Vivienda).

Además, dejó en claro que van a «aportar documentación en la cual se estarían previendo pedir alquileres para evitar que las familias estén en el menor tiempo en los módulos habitacionales”. “Se está buscando el financiamiento en una primera etapa para 500 viviendas, donde se trabajó tanto con la Nación como con el Municipio en conseguir los terrenos”, cerró Bortagaray.

Por otra parte, mucha gente se acercó al Banco del Chubut, que entregaría unos 1200 préstamos para recuperar viviendas.

El temporal agravó problemas anteriores y potenció reclamos estructurales de una Comodoro Rivadavia que todavía sufre, y mucho, las complicaciones diarias después del peor temporal de su historia. Pese a que la trama vial está recuperada casi en su totalidad, las dos avenidas principales, Roque González y Juan Domingo Perón, que conectan con la Ruta nacional N° 3, todavía se encuentran inhabilitadas.

Martín Fernández