La ilusión del Almirante

De la mano de Gastón Esmerado, Guillermo Brown de Puerto Madryn busca convertir en realidad el anhelo de toda una ciudad: alcanzar la Primera División por primera vez en su historia.

El Nacional B es uno de los campeonatos más difíciles de Argentina. Son 23 los equipos que buscan su lugar en la categoría más importante de nuestro fútbol y la competencia está ingresando en su etapa de definición. Si bien faltan disputarse 12 fechas, un grupo de equipos se ha perfilado para pelear los dos puestos de ascenso hasta el final.

Argentinos Juniors se perfila como gran candidato a quedarse con el primer puesto. El equipo dirigido por Gabriel Heinze ha cosechado 61 puntos y le saca once unidades al tercero. Pero en esta ocasión nos vamos a enfocar en su escolta, una institución que busca su primer ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino en su historia.

El equipo ante Chacarita. (Foto: Prensa Guillemo Brown)

El Club Social y Atlético Guillermo Brown desea convertir en realidad el sueño de media ciudad de Puerto Madryn. Es que, en lo que a fútbol respecta, la cuidad ubicada en Chubut se encuentra dividida a la mitad por sus dos máximos exponentes futbolísticos: Guillermo Brown y Deportivo Madryn, en la actualidad disputando en torneo Federal A. “La Banda”, buscará ser el primer equipo oriundo de la “ciudad de las ballenas”, y sólo el tercero en la provincia en disputar el campeonato de mayor importancia en el país.  Y para encontrarse en esta situación de privilegio, el Almirante tuvo que remarla y encauzar el barco hacia el objetivo final.

En la temporada 2011-2012 disputó el torneo de segunda división, y si bien, consiguió un resultado histórico al empatar en el Estadio Monumental ante River Plate, cayó en la promoción contra Crucero del Norte y tuvo que volver al Federal. La espera se hizo larga para los madrynenses, que volvieron al Nacional B para disputar la temporada 2015 luego de una reestructuración en los torneos del fútbol argentino. Los resultados nos fueron buenos, pero se evitó el descenso, situación que aprobaron los hinchas. Ya el 2016 encontró a Guillermo Brown cumpliendo una buena tarea: de la mano de Ricardo Pancaldo en la dirección técnica La Banda finalizó octavo.

 

Gastón Esmerado, entrenador del Almirante (Foto: Browndosmil)

El Almirante comenzaba el Nacional B 2016/2017 con altas expectativas, que serían dilatadas por un mal comienzo: en los primeros 7 partidos cosechó la misma cantidad de puntos. La dirigencia dio un volantazo y tras la destitución del cuerpo técnico llegó Gastón Esmerado para hacer sus primeras armas al mando un de equipo. Su comienzo generó mucha ilusión, ya que en sus primeros doce partidos consiguió diez victorias, un empate y una derrota. “Nuestro mensaje se lo planteamos a los jugadores y fue claro: pelear lo más arriba posible y ser protagonistas tanto en canchas visitantes como acá. Por suerte los resultados se empezaron a dar y los chicos entendieron nuestro mensaje del primer día. Jugamos todos los partidos de la misma manera, sin renunciar a su idea y tratar de ser protagonistas en todo momento”, expresó el Gato en diálogo con Clarín.

El Almirante navega su sinuoso camino a Primera División, un suceso que sería histórico y sin precedente para la ciudad. Hoy es la gran revelación del certamen. Tras 31 partidos disputados ha cosechado 53 unidades producto de 15 victorias, 8 empates y 8 derrotas. Tobías Figueroa es la figura y goleador del conjunto de Esmerado, con 17 goles se ubica segundo en la tabla de máximos artilleros de la categoría.

Tobias Figueroa, goleador de Brown.

El equipo se encuentra en la segunda ubicación con 53 puntos (un partido menos) a tres del tercero, Nueva Chicago.  En su última presentación derrotó a Chacarita por 3-0 y la próxima fecha deberá visitar a San Martín de Tucumán.

 

Exponentes de la provincia en la primera categoría.

Chubut no es una provincia acostumbrada a albergar equipos en Primera División, pero en el archivo podemos encontrar a dos instituciones que, en los años 70, la han representado en los torneos nacionales.

Uno de ellos es el club Independiente de Trelew, que disputó el torneo Nacional de 1972. Integró la zona A junto con equipos de la talla de River, Independiente de Avellaneda, San Lorenzo y Vélez Sarsfield. El conjunto chubutense no obtuvo victorias en ninguna de sus trece partidos disputados. Pese a los magros resultados, el paso del Rojo de Trelew por la máxima categoría se recuerda con orgullo.

El otro equipo de la provincia es el Club Atlético Huracán de Comodoro Rivadavia. Participó en los torneos nacionales de 1971, 1974 y 1976. En su primera participación apenas consiguieron una victoria en 14 partidos. En el 74’ mejoró su performance debido a una fuerte localía y cosechó 15 unidades y finalizó sexto sobre nueve. Dos años más tarde mejoraría su actuación al ocupar la quinta ubicación con 17 puntos. En ese torneo, Diego Armando Maradona disputó uno de sus primeros partidos en Argentinos contra el equipo comodorense. Además, Comodoro recibió a grandes jugadores como Ricardo Bochini, Américo Rubén Gallego, entre otros.

Pasaron 41 años desde la última participación chubutense en Primera ¿Podrá Guillermo Brown sumarse a ese selecto grupo?

FERNÁNDEZ FRANCISCO 2° «A» TURNO MAÑANA.