Macri y los diferentes gremialistas a los que tiene en la mira

El presidente de la Nación tiene la intención de comenzar una renovación gremial cuanto antes, ya que considera que es uno de los núcleos mafiosos que denunció días atrás.

 

En su discurso, Mauricio Macri señaló a Omar Suárez, quien actualmente está detenido, entre otros motivos por extorsionar a empresarios. A Herme Juárez, quien hoy en día está al mando del sindicato de los portuarios en la crítica zona de San Lorenzo en la provincia de Santa Fe. También al líder e el sindicato de obreros y empleados de estaciones de servicios, Carlos Acuña. Y como si fuera poco también se dirigió a Omar Viviani, quien está al frente del sindicato de peones de taxis hace mucho tiempo, a Juan Pablo Medina, quien está a cargo de la seccional de La Plata de la Uocra, y por último a Walter Leguizamón, quien actualmente está al frente de la Uocra de Lomas de Zamora. Aquí, el desarrollo de cada uno:

Omar Suárez, reconocido por su participación en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y más profundo por su vínculo con el Kirchnerismo, se espera que se le certifique al gobierno que el gremialista comerciaba de manera ilegal mercancías y drogas por los canales fluviales limítrofes. Sumado a otros casos en los que se denunciaron y el “caballo” aparece como protagonista de los mismos agregado a que se encuentra detenido por extorsionar a empresarios. Debido a sus hechos, los mandatarios del país “invitarían” al gremio para que se realicen las elecciones internas del sindicato.

Luego siguió con Herme Juárez, líder del Sindicato de los Portuarios de San Lorenzo, Santa Fe, y es el primero en controlar los puertos aceiteros, harineros y cerealeros del país. Los constantes pedidos de denuncia debido a la opresión que el sindicalista ejerció durante su mandato y debido a ciertos casos de extorsión lo agregan a la lista “negra” de los “mafiosos” considerados por el estado.

Por el lado de Carlos Acuña, aliado con Noel Barrionuevo quien posee una enemistad con el presidente y de una efímera alianza del pasado cuando Macri se postulaba como candidato a presidente en la última elección. Acuña, conocido por ser la “cabeza” del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios, se cree que por orden del mismo un grupo de hombres “presionó” a la dueña de su propia estación de servicio a que cierre su negocio en lo que fue el paro nacional del día 6 de abril.

Omar Viviani también fue apuntado por el gobierno, el hombre que comanda el sindicato de taxistas durante largo tiempo, alguna vez supo decir que aquellos taxistas que no se adhieran al paro “se les iba a mandar a dar vuelta a su coche”. Dicho por el cual debió disculparse a través de un llamado telefónico al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para evitar cargos judiciales. Hay que recordar que gracias al GCBA, los taxistas mantuvieron su predominio en las calles imponiéndose por sobre Uber y Lyft.

Juan Pablo Medina, jefe de la seccional La Plata de la Uocra, acusado de haberse resistido a la hora de realizar el control vial en la ruta y, además, por golpear a una mujer policía de la Provincia de Buenos Aires.

Y el recorrido finaliza con Walter Leguizamón, quien maneja la Uocra  de Lomas de Zamora y es reconocido por sus repercusiones como sindicalista dentro de la zona sur de la Provincia de Buenos Aires. El gobierno sostiene hechos contra su persona debido a su manera violenta de dominar las grandes obras del conurbano bonaerense.

Nota realizada por: Ian Arveo, Ignacio Bocchio, Alejandro Corral, Victoria Carrizo, Lucas Landriel, Francisco Maler y Joaquín Molinas