Pichot y la ilusión de un Mundial

Agustín Pichot llegó a la vicepresidencia de la World Rugby y pretende que Argentina organice un Mundial en 2027.

El histórico ex medio-scrum de Los Pumas, Agustín Pichot, no se conforma con la marca que dejó dentro de la cancha y ahora, desde su posición de vicepresidente de la World Rugby, hace fuerza para que Argentina organice un Mundial.

Nombrar a Agustín Pichot, es hacer alusión a gloria e historia, y comenzar a rotular a una personalidad mítica, no sólo para el rugby argentino, sino del mundo, una leyenda. El medio-scrum participó de cuatro mundiales con Los Pumas, siendo capitán y pieza clave del tercer puesto en Francia 2007, la mejor participación de nuestro país en un certamen de tal calibre; y desde ahí se marcó un antes y un después. Argentina, a pesar de tener una rica historia en este deporte, pegó el estirón en los últimos 10 años.

Esta nota podría estar dedicada íntegramente a la carrera de Pichot dentro de la cancha, y aún así no alcanzarían los caracteres para describirla por completo. Pero los que nos confiere aquí y ahora, es hablar de sus emprendimientos y logros por fuera de la misma, más específicamente desde el lugar de dirigente, desde los escritorios. Desde la inclusión del seleccionado al Rugby Championship, la inserción de una franquicia en el Super Rugby y al eje central de este escrito: la posibilidad de organizar el Mundial de Rugby 2027.

A partir de su retiro en 2008, Ficha, ha sido un ícono dirigencial para el rugby argentino y mundial; a tal magnitud que en 2011 fue integrado al salón de la fama. Luego de la medalla de bronce en territorio galo, el mundo comenzó a ver con ojos diferentes a nuestro país en esta disciplina. Gracias a esa actuación y al empuje de Pichot como representante de la UAR, Los Pumas dieron el gran salto de unirse a un torneo anual: el prestigioso Rugby Championship, junto a selecciones con el deporte innato, tales como Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica. Pero no quedó ahí la ambición, gracias a esa activación, nuestro país dio un paso trascendental en 2016, al integrarse al Super Rugby, al crear la franquicia denominada Jaguares. Ese movimiento, fue la corona que llevó a Agustín Pichot a ser electo, unánimemente, vicepresidente de la World Rugby.

Ahora, desde su exitosa posición, el ex medio-scrum de CASI, Richmmond y Stade Français, empuja para que Argentina dé el paso culmine en el deporte de la ovalada. “Estoy convencido que las posibilidades de organizar un Mundial son altas. Es un plan, a muy largo plazo, que comenzará el año que viene. Nos reunimos con el presidente Mauricio Macri y nos dio todo su apoyo”, le dijo al diario deportvo Olé en junio del año pasado. Meses después, el presidente de la Nación, junto a Bill Beaumont, autoridad máxima de la World Rugby y el mismísimo Pichot tuvieron una reunión en la residencia de Olivos, donde se presentó formalmente las ansias de ser anfitrión del Mundial 2027.

Casi exactamente un año después, Argentina fue la primera nación en presentarse como candidata, Pichot volvió a hablar sobre la organización y los avances presentes de la misma: “Organizarlo costaría U$S200 millones como mucho e imaginen la cantidad de gente que viene y la ganancia que genera para la economía, además de convertirnos en marca. Tenemos un 80% de posibilidades de ser los anfitriones. Lo único que tenemos que hacer es mejorar algunos estadios y abrazar a todos los turistas que van a llegar al país. No hace falta hacer casi nada”, sostuvo esta vez en diálogo con la revista Apertura. “En los próximos días me reuniré con el ministro Guillermo Dietrich para tratar cuestiones de infraestructuras de transporte que son muy importantes. La gente usa mucho el transporte público y eso no se hace de un día para el otro”, replicó e integró de lleno al plano político en este proyecto que cada vez ilusiona más a los aficionados del rugby.

Pasada la última edición de la World Cup de Inglaterra en 2015, con la sede del 2019 -Japón- ya designada y con la triple oferta de Francia, Irlanda y Sudáfrica para organizar el de 2023, Argentina ya tomó la posta con firmeza y se apunta para ofrecer hospedaje y salón para la fiesta, a todo el entorno deportivo del rugby, en el año 2027. Todavía falta, ¿pero cómo no ilusionarse?

 

Por: Enzo Berón

Tomas Garcia Catalini

Ignacio Quiroga

2º A