Aymar, el símbolo permanente de Las Leonas

Luciana Aymar es sinónimo de hockey sobre césped en Argentina. Ahora que se retiró se la va a extrañar.

Luciana Aymar nació el 10 de agosto de 1977 en la ciudad de Rosario. Sin dudas una de las mejores jugadoras de hockey sobre césped de mundo en los últimos tiempos, comenzó su trayectoria dentro de este deporte a los 7 años jugando para el Club Atlético Fisherton de Rosario. A los 13 pasó al Jockey Club de Rosario. Una buena parte de su carrera la realizó dentro en clubes dentro de Argentina. Entre 2000 y 2007 jugó para el Club Atlético Quilmes, equipo con el que consiguió el subcampeonato del Torneo Metropolitano de 2006. En 2008 defendió la camiseta de GEBA y logró levantar los trofeos de la Liga Nacional y el Torneo Metropolitano en los años 2008 y 2009.

Fuera del territorio nacional, en 1998 jugó para el Rot Weiss Köln de Alemania. Con dicha institución se alzó con la Liga Alemana de esa temporada. En 2004 se fue hacia España para desempeñarse en el Real Polo Club de Barcelona. Allí se hizo con la Liga Española y con la Copa de la Reina.

Su trayectoria en la Selección Argentina constó de 376 encuentros disputados en los que anotó 162 goles. Con Las Leonas logró coronarse como campeona del mundo en dos oportunidades. En 2002 cuando dicho certamen se disputó en Australia, en la final Argentina venció a un rival considerado un clásico: Holanda. La selección albiceleste se hizo con el Campeonato del Mundo tras vencer en los penales. Ocho años más tarde Luciana se consagró nuevamente como campeona del mundo, con un condimento extra, en su ciudad natal, Rosario

Su participación en el Champions Trophy sin dudas que es de un reconocimiento mayúsculo. Se coronó campeona de este torneo en seis oportunidades (2001, 2008, 2009, 2010, 2012 y 2014) y quedó como subcampeona en tres ocasiones (2002, 2007 y 2011).

Con Las Leonas participó en cuatro Juegos Olímpicos de manera consecutiva. En los Juegos de Sidney 2000 y en Londres 2012 se quedó con la medalla de plata. En el medio se quedó con las medallas de bronce en Atenas 2004 y Beijing 2008.

En los Juegos Panamericanos, también se presentó cuatro veces finalizando en primer lugar en tres ocasiones (1999, 2003 y 2007). En la ocasión restante obtuvo el subcampeonato en los Panamericanos del 2011.

Sin embargo, su vitrina no solo cuenta con trofeos de juego colectivo. Entre sus tantas distinciones individuales llegó a ser nombrada como la mejor jugadora del mundo en ocho ocasiones (2001, 2004, 2005, 2007, 2008, 2009, 2010 y 2013) superando a la australiana Alyson Annan que recibió ese galardón seis veces. Además, Lucha es la única que ha conseguido ganar este trofeo durante cuatro años consecutivos. A partir de ser reconocida mundialmente como una leyenda dentro de este deporte, la Federación Internacional del Hockey la nombró como tal en el año 2008.

Luego de su retiro Aymar comenzó nuevas aventuras en su vida. Sufrió el divorcio con su marido que compartió gran parte de su historia, como toda separación se merece un tiempo de duelo. Aymar todavía atraviesa «el día después» de su adiós al hockey, aún aunque ya hayan pasado dos años de su ultimo partido oficial con la Selección Argentina. Ahora esta tratando de construir la segunda etapa de su vida, siempre cerca de una bocha y del stick, pero ya lejos del césped de la cancha. Entre tantos proyectos personales, uno de los mas relevantes es que será un emblema importante dentro de una academia de hockey estadounidense llamada USA Field Hockey  para formar y convocar a niños a un deporte que todavía no encontró un público tan variado. La idea de este proyecto es forjar en Estados Unidos una fiebre similar a la que produjo el comienzos exitoso de las Leonas en el año 2000 después de los JJOO de Sidney. La rosarina comandará varias clínicas, la principal será en Miami, luego aparecerán diversas regiones norteamericanas.