Los tatuajes con sonido: una revolución en el mundo de la tinta

Una forma novedosa y avanzada de tatuarse llega al mercado y asoma para quedarse: ahora es el sonido el protagonista de esta nueva moda

Lo que empezó reflejado en una porción mínima de la sociedad con aspectos góticos y extraños, con el paso del tiempo pasó a ser algo normal. Muchos jóvenes, adultos y ancianos llevan en su piel alguna marca de tinta.

La tecnología crece a pasos agigantados y el ambiente de los tatuajes no se quiere quedar atrás. El tatuador Nate Siggard creó una nueva técnica, totalmente revolucionaria para el ámbito. El artista desarrolló una aplicación que permite codificar los sonidos (previamente tatuados) y transformarlos en ondas sonoras. Siggard grabó en la piel de su novia los primeros sonidos de su hijo de cuatro meses.

Nadie le creía hasta que él tuvo que grabar un video en donde se encontraba tatuando a su novia y luego reproduciendo las ondas sonoras mediante su app. En un lapso muy corto de tiempo el video se hizo viral y su página personal colapsó de peticiones.

El cliente, mediante la página Skin Motion, enviará el sonido que se quiere tatuar y éste se codificará en una onda sonora dibujada, que no debe superar, por ahora, el minuto de grabación. Con el dibujo ya preparado se puede llevar a quien desee que lo tatúe, y luego por medio de la app se reproducirá el sonido. Hay que destacar que la aplicación se encontrará al servicio de todos los que lo deseen.

«Hasta junio no sacaremos al público la aplicación, pero se puede hacer pedidos mediante nuestra lista de espera a través de la página web», aseguró el tatuador estadounidense.

Franco Niccolini, Lucas Soto y Lautaro Escobedo