La gestación de una campeona

Las hermanas Williams volvieron a enfrentarse en la final de un torneo; en esta ocasión, la protagonista que gritó “¡campeón!” se encontraba embarazada… de 20 semanas.

Enero de 2017, y las hermanas Williams siguen haciendo historia tras haber disputado nuevamente otra final. En esta oportunidad, se enfrentaron por el Abierto de Australia en el que cómodamente las dos llegaron a la última instancia. Pero no es una final más, sin lugar a dudas, ésta final que tomó a las hermanas con 30 y 35 años tuvo un condimento especial por circunstancias de la vida. Por el lado de Venus, la mayor, ya se había dado a conocer que había sido diagnosticada con síndrome de Sjögren, enfermedad que genera dolores articulares, pero por el lado de la hermana menor es algo un poco más curioso.

A lo largo del tiempo son varias las finales que han disputado estas dos hermanas; pero firmemente ésta quedará en la historia y dará que hablar por mucho tiempo. Serena, quien logró coronarse campeona en esta ocasión, dio a conocer tiempo después, a través de las redes sociales, que llevaba nada más ni nada menos que 20 semanas de gestación, lo cual generó un gran asombro en el mundo del tenis.

Durante este tiempo han sido incontables los casos de deportistas que han competido en sus respectivas áreas de deportes en estado de gestación; sin embargo, asombra mucho más aquellas que han logrado coronarse. Claramente se puede saber que al ser deportistas de elite siempre van a estar al tanto de este tipo de cuestiones y se puede relacionar con la parte emotiva de cada deportista, lo cual es un factor muy determinante a la hora de encarar una competencia. Lo que le pasó a Serena puede que sea una verdadera prueba de la fuerza de voluntad, que le pudo dar el hecho de saber que estaba embarazada, mientras que en otros casos la personalidad de cada deportista puede desviar su camino y apartarse del deporte.

No fue el caso de la menor de las Williams, quien pese a la cantidad de días que llevaba de embarazo supo afrontar esta final y ganarla cómodamente por 6-4 y 6-4, nada más ni nada menos que frente a su hermana. Y próxima tía…