A 30 años del scudetto del Nápoli de Diego

Con Maradona como abanderado, los napolitanos cortaron con una sequia de 11 años sin títulos.

El festejo del equipo Azzurri luego de obtener la Serie A.

Históricamente, Nápoles ha sido una ciudad relegada en todos los sentidos por Milán, Turín, Génova y toda la región norte del país itálico.

En el fútbol no hubo excepción y hasta el año 1970 los dominadores del Calcio habían sido todos equipos norteños. El primer club sureño en consagrarse campeón fue el Cagliari del legendario Luigi Riva y fue toda una sensación en ese entonces ya que le habían cortado una racha de 72 años a equipos como el Milan, Inter, Juventus y Genoa.

Lejos de achicarse, estos equipos comenzaron a animarse más y el Napoli (un equipo pequeño que solo contaba con 2 Coppa Italia) decidió romper el mercado en 1984 con la contratación de Diego Armando Maradona por 1.300 millones de pesetas (equivalente a 7 millones de euros actualmente) y así, declararle la guerra futbolística a los dominadores del futbol italiano.

El éxito no se hizo esperar y a las 2 temporadas de haber llegado al conjunto Azzurri, Maradona pudo gritar campeón.

Siendo el único jugador extranjero del equipo, el ex Barcelona y Boca convirtió 10 goles y realizó 2 asistencias convirtiéndose en el Cappocannionneri del Napoli y ayudándolo a conseguir una de las gestas más importantes de su historia.

Diego Armando Maradona, el emblema de aquel equipo sensación de la Serie A 86/87

Entre los triunfos más importantes de aquella campaña se destacan las victorias por 3 a 1 y 2 a 1 frente a la Juventus y un 2 a 1 ante el Milan en el estadio San Paolo.

El agregado que tiene la obtención de este título es que además, se dio una fecha antes, justamente el 10 de mayo de 1987 cuando con solo conseguir un empate ante la Fiorentina (que se jugaba la categoría), ya se consagraría campeón. El partido finalizó 1 a 1 con gol de Andrea Carnevale para el equipo sureño y posteriormente igualó Roberto Baggio para el Viola.

Ya nada podían hacer La Vecchia Signora y el Inter que en esa fecha lograron un empate y una derrota respectivamente dejándolos sin chance alguna de acercarse a la punta del campeonato.

Sin duda este logro revolucionó a la ciudad de Nápoles donde las calles se llenaron de hinchas y carteles de agradecimiento para todo el equipo, pero en especial, para Diego Maradona, que así obtenía su primer título en Italia y comenzaba a agigantar su leyenda en el fútbol.

Por Cristian Gómez 2°A TM